EL FRÁNCES ROMAIN GROSJEAN VUELVE A NACER LUEGO DE ACCIDENTE EN LA FÓRMULA 1.

El francés Romain Grosjean (Haas) sufrió “quemaduras menores” y “posibles fracturas en las costillas” tras el incendio de su monoplaza después de salirse de pista al comienzo del Gran Premio de Baréin, este domingo, que fue interrumpido.

El monoplaza de Grosjean se salió de la pista y provocó un incendio. El francés confirmó por radio que estaba bien, antes de subirse al coche médico para ser examinado, siguiendo el protocolo.

A la salida de la tercera curva, el F1 de Grosjean salió de la pista tras un contacto entre una de sus ruedas y una del ruso Daniil Kvyat (AlphaTauri), golpeando a toda velocidad las barreras de seguridad.

En el impacto el chasis se partió en dos y la gasolina salió, provocando un incendio, pero el piloto de 34 años fue capaz de salir y alejarse del fuego para acudir a una ambulancia.

Sufrió “quemaduras ligeras en las manos y en los tobillos” pero va bien, anunció rápidamente su equipo en los medios. Fue llevado al hospital en helicóptero. Luego se anunciaron “posibles fracturas en las costillas”.

La carrera se interrumpió con bandera roja.

El mensaje de Romain Grosjean desde el hospital: "Si no fuera por el halo  ahora no estaría aquí"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *