Vehículos, electrodomésticos y alimentos encabezan ventas en Ecuador

El comercio al por mayor y menor fue la actividad económica que registró mayor incremento de ventas (10%) en los primeros dos meses del año en comparación con el mismo periodo del 2017, por encima de otras doce actividades.

Esto, según una reciente publicación de Infomedia, basada en cifras del Servicio de Rentas Internas (SRI), que indica que dentro de esa categoría destacan la venta de vehículos, que creció en ese periodo el 56,6% ($ 355’426.013); los alimentos, las bebidas y tabaco, el 5,6% ($ 47’611.497) y los electrodomésticos, 4,3% ($ 54’475.912).

El repunte es confirmado por representantes de algunos sectores, aunque coincidieron en que hay factores que no se toman en cuenta y que hace que los índices no sean tan positivos como aparentan.

En el caso de los vehículos hay cifras más actualizadas. Manuel Murtinho, gerente de la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA), indicó que de enero a marzo se han vendido 32.108 vehículos, 6.678 más que en el mismo periodo del 2017 cuando salieron 19.393, basado en cifras de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Las tres marcas más vendidas fueron Chevrolet (11.751), Kia (5.525) y Hyundai (3.254).

El incremento de ventas, según el gerente de AEA, empezó a reflejarse en el 2017 cuando el Gobierno eliminó los cupos de importación y las salvaguardias. Ese año el sector automotor vendió 104.980 unidades, mientras que en el 2016 solo 63.555, pero aclaró que aún no llegan a igualar su mejor año que fue el 2011 con 139.808 vehículos vendidos; y que en un balance general, como consecuencia de estas medidas, el sector dejó de comercializar hasta la fecha 76.253 unidades, pues este año se proyectan vender cerca de 127.000.

En tanto que para Christian Wahli, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab), estos primeros meses no han sido malos para el sector y señaló como interesante la aparición de nuevas marcas que apuestan a la innovación, en especial de quesos, lácteos, yogures, salsas, ajíes y otros productos provenientes de microempresas.

En cuanto al 2017, Wahli señaló que hubo un incremento de alrededor del 5%, aunque fue muy cauteloso con las variantes y comparaciones, pues dijo que se debían tomar en cuenta algunos factores como las promociones. “Muchos en el año 2017 vendieron por promociones, así que si bien es cierto en la variación y en las ventas se ve, diría yo, entre un 7% y 9% de aumento, la venta real sí bajó”, sostuvo el directivo, quien señaló que en algunas categorías de alimentos las utilidades cayeron entre el 15% y el 17%, mientras que otras sí cumplieron sus proyecciones,

Además calificó la recuperación de ese año como “casi artificial”, debido a la inyección económica que realizó el Gobierno al pagar a sus proveedores lo que se reflejó, según Wahli, en la compra de alimentos, sumado a los últimos meses del año en los que la industria hace gran parte de su presupuesto.

Por su parte, Andrés Mata, presidente de la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos (Asadelec), indicó que a estas alturas del año el gremio aún no puede hacer un balance de las ventas de las diferentes cadenas, sino hasta el final cuando deban remitir información al SRI. “Todas las declaraciones que se hacen, se hacen del año pasado para temas de impuestos, lo hacen hasta abril”, explicó Mata.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *