Riesgo en paz por caso de miembro de las FARC

Colombia –

El pacto de paz que permitió el desarme de las FARC en Colombia entró en “su punto más crítico”, tras la captura de un negociador de la exguerrilla requerido en Estados Unidos por narcotráfico, según AFP.

Así lo advirtieron ayer, por separado, el ahora partido de izquierda y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

“Con la captura de nuestro camarada Jesús Santrich el proceso de paz se encuentra en su punto más crítico y amenaza ser un verdadero fracaso”, dijo Iván Márquez, de las FARC.

Santrich, quien debía asumir uno de los diez escaños parlamentarios cedidos a los otrora rebeldes marxistas, fue detenido el lunes en Bogotá por pedido de Estados Unidos.

El exnegociador de paz de 51 años y con deficiencia visual, Seusis Pausivas Hernández, conocido como Jesús Santrich, podría ser extraditado a ese país donde enfrenta cargos por conspirar para el envío de diez toneladas de cocaína, advirtió el presidente Santos.

Según las autoridades, Santrich intentó seguir con actividades del narcotráfico luego de firmado el acuerdo a finales de 2016, lo que lo excluye de los beneficios jurídicos que blindan a los exguerrilleros frente a los requerimientos de la justicia norteamericana.

Sin embargo, la ahora Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) denunció que este arresto forma parte de un “plan orquestado por el Gobierno de los Estados Unidos con el concurso de la Fiscalía colombiana”.

El comisionado de paz del Gobierno colombiano, Rodrigo Rivera, coincidió en que la paz enfrenta su crisis “más seria, grave y delicada”.

Santrich está preso en la sede de la Fiscalía donde inició una huelga de hambre.

“Es claro que estamos frente a otro montaje de la torcida justicia estadounidense, como sucedió con los procesos llevados contra Simón Trinidad”, preso en una cárcel norteamericana, recalcó Márquez.

En tanto, el ELN, la otra guerrilla con la que Santos negocia la paz en Quito, dijo que el arresto de Santrich evidencia la ‘nula’ voluntad del gobierno de “facilitar la paz”.

El arresto “contraviene la soberanía nacional, le da otra bofetada a los acuerdos suscritos con las FARC“, expresó en un comunicado el ELN.

Mientras, Patricia Linares, presidenta de la Justicia Especial para la Paz, indicó al diario El Tiempo que se debe establecer la fecha de los hechos y si fue después del acuerdo el caso irá a la justicia ordinaria.

El abogado de Santrich dijo al diario El Espectador que no hay pruebas de la acusación y que todo se trata de una persecución para evitar que se posesione como legislador.

Fuente:  eluniverso.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *