PRESIDENTE LENÍN MORENO HA INDULTADO A 20 PERSONAS EN 17 MESES.

El indulto tomó por sorpresa al dirigente indígena Pepe Acacho. Estaba viviendo su décimo séptimo día en la cárcel de Macas, cuando recibió la noticia de su liberación tras recibir la condonación de la pena por parte del presidente Lenín Moreno. A las 19:00 del miércoles pasado salió.
Nadie lo esperaba afuera del centro de detención. Aunque su familia y amigos sabían que el indulto estaba en trámite, no conocían cuando se emitiría. Acacho fue detenido el 17 de septiembre y dos días después su defensa solicitó el perdón presidencial. La interlocutora fue María Paula Romo, ministra del Interior. Ella se reunió con Jaime Vargas, presidente de la Conaie, y el abogado Julio César Sarango. Moreno decidió condonar una sentencia de ocho meses por obstaculización de vías. El proceso fue por una protesta social del 2009.
Acacho fue sentenciado a 12 años, por supuestas acciones terroristas. Desde que se posesionó en la Presidencia, Moreno ha firmado 17 decretos con indultos para 20 personas. De estas, siete han sido para líderes indígenas, por incidentes en protestas en el Régimen anterior. Se trata de Patricio Meza, José Tubón, José Manuel de la Cruz, Elvis Guamán, Segundo Pilatasig, Tomás Jimpikit Tseremp y Acacho.
Este último cree que es una buena señal del Gobierno, que -cree- tienen dos objetivos. Primero, apaciguar los ánimos del movimiento indígena, que ha amenazado con movilizaciones. Y también que continúen los diálogos que, además de los indultos, han traído resultados como la devolución de la sede de la Conaie, el ofrecimiento de una universidad indígena, entre otros. En temas políticos, Moreno también indulto a Gerardo Portillo, exveedor de los contratos del Estado con el hermano de Rafael Correa. Fue acusado de falso testimonio y fue sentenciado a un año de cárcel.
Los otros indultos han sido por temas humanitarios. Josefa Castillo, quien cumplía una pena de 12 años por daño ambiental, fue perdonada por ser adulta mayor y tener un alto índice de discapacidad. También hubo cuatro indultos a personas inmiscuidas en delitos hidrocarburíferos, específicamente, el contrabando de combustible en las fronteras. Según el Código Penal, el indulto se concede a sentenciados presos y con buena conducta. Por esta razón, el dirigente indígena Pedro Mashant todavía no ha sido indultado.
Él está inmiscuido en el mismo caso de su compañero Pepe Luis Acacho, pero no está detenido. Lo mismo ocurre con Pablo Chambers, también exveedor del caso de contratos de Fabricio Correa. En junio pasado, el movimiento indígena pidió al Gobierno 20 indultos, de los cuales se han concedido seis. Además, la Conaie, y su brazo político Pachakutik, está exigiendo en la Asamblea Nacional la concesión de amnistías para otros líderes sin sentencia. En total se pidieron 177, pero solo una se ha concretado. En el Legislativo se prepara un reglamento.

FUENTE: DIARIO EL COMERCIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *