ONU pide a Birmania que facilite acuerdo de retorno de rohinyás

La ONU pidió este miércoles a las autoridades birmanas que respeten el acuerdo de retorno de los rohinyás, y que autoricen a sus agencias el acceso a las regiones originarias de esta minoría musulmana de Birmania.

Firmado el 6 de junio, este acuerdo debería servir para que la ONU ayude a Rangún a crear las condiciones adecuadas para un retorno seguro y voluntario a esta región, de donde el año pasado fueron expulsados centenares de miles de rohinyás.

Dos meses más tarde, sin embargo, “hacen falta progresos sustanciales”, señalan la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en un comunicado.

“Debemos acordar un acceso efectivo al estado de Rakáin”, de donde fueron expulsados los rohinyás, y “garantizar la libertad de movimiento para todas las comunidades y afrontar los motivos de fondo de la crisis”, precisan las agencias.

Éstas recuerdan que el gobierno birmano todavía no ha dado una respuesta a las peticiones de autorización, hechas a mediados de junio, para que el personal de la ONU acceda a las regiones afectadas.

Además, según el comunicado, las autoridades locales dificultan la vida de los rohinyás, que sufren “restricciones para ir a trabajar, a la escuela o al médico”.

Contactados por la AFP, los responsables del gobierno birmano no quisieron responder a las críticas de la ONU.

Entre agosto y diciembre de 2017, más de 700.000 rohinyás tuvieron que huir tras una ofensiva del ejército birmano contra esta minoría musulmana en represalia a los ataques de rebeldes rohinyás. La ONU calificó esta ofensiva militar como “una limpieza étnica”.

Fuente: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *