ONU detecta por primera vez aumento del consumo de drogas entre mayores de 50

La ONU detectó por primera vez un aumento del consumo de drogas entre personas mayores de 50 años, una tendencia nueva relacionada con el envejecimiento de la población y que puede suponer un desafío para los sistemas sanitarios de los países occidentales, según un informe.

Esta tendencia se recoge en el Informe Mundial sobre Drogas difundido este martes 26 de junio, en Viena, con motivo del Día Internacional de la lucha contra los estupefacientes. “Hay más gente joven tomando drogas que personas mayores; pero, por primera vez desde que tenemos estadísticas, el consumo de drogas entre personas de más edad está aumentando”, explicó en rueda de prensa Angela Me, autora del informe y directora de estadísticas de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd).

Los datos de esta incipiente tendencia, que todavía debe investigarse más en profundidad, según la Onudd, provienen de países en América del Norte y Europa, donde se registra un envejecimiento general de la población.

Por ejemplo, en Estados Unidos, entre 2006 y 2016, el número de consumidores de drogas de más de 50 años pasó de 3,6 millones a 10,8 millones. Si se compara con la cifra de las personas de ese grupo de edad que tomaron alguna droga en 1996, unas 900.000 en Estados Unidos, el número de consumidores mayores se ha multiplicado por 12 en dos décadas.

En Europa, la tendencia es similar aunque menos acusada, con las tasas de consumo de cannabis entre las personas de entre 55 y 64 años creciendo a mayor ritmo que en ningún otro grupo de edad. Entre los motivos de esta tendencia se señalan la menor percepción de riesgo, una mayor disponibilidad de estupefacientes, la automedicación para tratar dolores y otros problemas de salud o la continuación del consumo entre algunas personas a medida que envejecen.

Las sustancias más consumidas entre mayores de 50 años son opioides, analgésicos y cannabis. El informe destaca la tendencia global -aunque más aguda en Occidente- al envejecimiento de la población y señala que en 2050 un tercio de la población de todos los continentes -excepto África- tendrá más de 50 años.

Entre los actuales consumidores de más edad, Angela Me apuntó a “una combinación de personas que comenzaron a utilizar drogas jóvenes y han envejecido y, por otra parte, personas que buscan paliativos al dolor o a otros problemas”.

Entre los primeros, Me señala a la generación de los “baby boomers” -nacidos entre mediados de los 40 y los 60- y que fueron quienes “en Occidente empezaron a utilizar las drogas más que la generación anterior”. Según los datos disponibles, el perfil del consumidor mayor de 50 años es varón, soltero, con un nivel bajo de estudios, y también consumidor de alcohol y tabaco.

Este fenómeno puede acarrear también problemas en el tratamiento, que pueden suponer un desafío para los sistemas sanitarios occidentales. Según advirtió Me, “el tratamiento de drogas entre personas mayores es mucho más complicado” porque el consumo suele ir acompañado de un peor estado de salud, tanto físico como mental. El número de personas de más de 50 años que mueren por consumo de drogas -en su mayoría por sobredosis de derivados del opio o de opioides sintéticos también ha aumentado de forma significativa.

En 2015 alrededor del 39 % de los fallecidos por consumo de drogas -unas 450.000 personas- eran mayores de 50 años, mientras que en el año 2000 suponían el 27 % del total de los fallecidos

Fuente: eltelegrafo.com.ec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *