MINISTRO DE SALUD JUAN CARLOS ZEVALLOS RINDIÓ SU VERSIÓN EN LA FISCALÍA SOBRE EL PRESUNTO DELITO DE TRÁFICO DE INFLUENCIAS EN DISTRIBUCIÓN DE VACUNAS CONTRA EL COVID-19.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, asistió este lunes a la Unidad de Fuero de Corte Nacional de la Fiscalía General del Estado para rendir su versión libre y sin juramento dentro de la indagación previa que le sigue esa entidad por el presunto delito de tráfico de influencias en la distribución de las vacunas contra el coronavirus.

El funcionario fue citado por la fiscal general, Diana Salazar, a las 08:30. La diligencia duró aproximadamente dos horas y media.

En contra de Zevallos se presentaron dos denuncias a las que dio, por el momento, paso la Fiscalía: la primera de la organización Acción Jurídica Popular y la segunda, de la asambleísta del correísmo, Amapola Naranjo.

Antes de ingresar a la Fiscalía para escuchar los argumentos de Zevallos, Angélica Porras, de Acción Jurídica Popular, sostuvo que se destinaron vacunas para un centro geriátrico y para un hospital que no estaban en la planificación.

“Eso se llama tráfico de influencias porque es aprovechar del cargo para utilizar bienes públicos a favor propio o de terceros, en este caso, de familiares del señor ministro como eran su madre y algunos otros familiares (…) eso es ilegal y está penado por la ley”, adujo Porras.

Al final de la versión, Santiago Machuca, uno de los denunciantes, dijo no poder referirse a lo dicho por Zevallos debido a que la etapa de indagación previa es reservada.

En los exteriores de la Fiscalía, unas 30 personas del movimiento Unidad Popular, a gritos, pedían la salida del titular de Salud. Llevaban además letreros donde había mensajes como: “vacunas para el pueblo, fuera Zevallos”.

Hay otras dos denuncias en contra del titular de Salud: de la Defensoría del Pueblo y de la organización Frente Popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *