JUEZA DANIELA CAMACHO DECIDIRÁ SI LLAMA A JUICIO AL EXPRESIDENTE RAFAEL CORREA Y 23 PROCESADOS POR EL CASO SOBORNOS 2012-2016.

Desde las 09:00 de este viernes, la jueza de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Daniella Camacho, reinstaló la audiencia preparatoria de juicio dentro del denominado caso Sobornos 2012-2016 para dar a conocer de forma oral la resolución de si llama o no a juicio a los 24 procesados en una causa en la que se investiga el delito de cohecho.

Esta reinstalación estaba definida en primera instancia para el 12 de diciembre pasado, pero debido a los pedidos realizados por las defensas de los procesados William Phillips Cooper, María de los Ángeles Duarte, José Verdú y Édgar Salas León, Camacho difirió la diligencia para hoy 3 de enero.

Camacho luego de once días de audiencia de evaluación y preparatoria de juicio ingresó en un periodo para analizar todos los argumentos entregados por la fiscal general Diana Salazar, la Procuraduría, como acusadora particular, y las defensas de los 22 acusados en calidad de autores y dos exfuncionarios públicos acusados como cómplices.

Luego de casi una hora y media de lectura del análisis que realizó de la exclusión probatoria solicitada por las partes, dio un receso. Solo dio paso a cuatro de esos pedidos, entre ellos impulsos fiscales, escritos y los testimonios ancitipados de Gustavo Mora y María Egas. La jueza leyó una lista de 48 pruebas que se solicitaban sean excluidas de la etapa de juicio, de llegar a darse.

La jueza no excluyó los testimonios anticipados de Pamela Martínez y Laura Terán. Tampoco el del exdirector de Odebrecht, José Santos.

Para la Fiscalía cada uno de los entonces doce funcionarios públicos procesados se mantuvieron, entre 2012 y 2016, en cargos de ministros, secretarios de Estado y asambleístas en los que fueron útiles a la “estructura delincuencial”, para facilitar la aceptación de “ofertas, promesas, dones o presentes” entregadas por los doce empresarios investigados a cambio de obras del Estado.

Según Salazar, la organización investigada tuvo en el mando jerárquico superior al expresidente Rafael Correa.

De conformarse un llamado a juicio contra el exmandatario, este sería su segundo llamado a esta etapa. El primer llamado a juicio que pesa sobre Correa corresponde al proceso por el delito de plagio que habría ocurrido contra el activista Fernando Balda en 2012. El llamado a juicio en el caso Balda está interrumpido porque Correa no se encuentra en el país y el proceso no puede avanzar en ausencia.

En la lista de procesados en el caso Sobornos también está el exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera; los exministros María Duarte, Vinicio Alvarado, Walter Solís; la asesora personal de Correa, Pamela Martínez; la exasistente de Presidencia, Laura Terán; la exasesora de Vinicio Alvarado, María Augusta Enríquez; la asambleísta Viviana Bonilla; el exasambleista Christian Viteri; y el exasesor de María Duarte, Yamil Massuh.

“Todos los funcionarios públicos fueron designados (en sus cargos) de forma estratégica por el entonces presidente Rafael Correa, de manera recurrente y circular. Me refiero a que de manera recurrente y circular porque iban cambiando en cada uno de los cargos de tal manera que se iba asegurando la continuidad de ese entramado”, señaló en su momento Salazar.

A su regreso del receso, la jueza arrancará con la lectura de la resolución sobre si llama o no a juicio a los 24 procesados por el delito de cohecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *