JOVEN ECUATORIANO MUERE EN TIROTEO EN LOS ESTADOS UNIDOS.

Frank Ordóñez era el conductor de la empresa de transporte de paquetes UPS que resultó muerto en la persecución y tiroteo tras el robo de joyas, que se registró la tarde del jueves en el condado Broward en Florida, EE. UU. El joven ecuatoriano fue tomado como rehén por los dos hombres armados que asaltaron la joyería y robaron el camión de correos para huir de la escena del crimen.

Los amigos de Ordóñez, de 27 años, confirmaron la noticia de su muerte a CBS4 News. Un compañero de trabajo indicó que ayer el joven se había integrado a su primer día como conductor de UPS, después de haber completado su entrenamiento.

Joe Merino, el padrastro de la víctima cuestionó la actuación policial que terminó con la muerte de su hijo. “A ellos (los policías) no le importó la vida de una víctima, la vida de un rehén. A ellos no les importó esa vida. Y volveré a exponer sus tácticas. Ellos utilizaron toda su fuerza”, aseguró Merino al canal Telemundo.

Merino indicó este viernes a WTVJ-Ch. 6 que Ordóñez inicialmente tenía asignada una ruta en el sector de Coconut Grove de Miami, por lo que no pensó que corría peligro cuando se enteró del incidente por TV; sin embargo luego conoció que el joven había sido asignado a otra ruta en Coral Gables, sector donde estaba ubicada la joyería asaltada. “Fue difícil para mí tragar, una píldora realmente difícil de tragar”, dijo Merino en la entrevista.

George Piro, agente especial del FBI, dijo la noche del jueves en una conferencia de prensa que aún hay muchas preguntas sobre el incidente. Se le preguntó sobre la posibilidad de que el rehén hubiera sido abatido por la policía, ante lo que indicó: “Es muy temprano en la investigación y sería completamente inapropiado discutir eso (…) Acabamos de comenzar a procesar la escena del crimen. Como se puede imaginar, esta será una escena del crimen muy complicada”, agregó.

Piro dijo que una cuarta víctima mortal del tiroteo estaba en otro automóvil en la intersección donde ocurrió la balacera, y era un ‘espectador inocente’.

UPS se pronunció sobre el suceso, aunque no mencionó a Ordóñez por su nombre. La empresa emitió la siguiente declaración:

“Nos entristece profundamente saber que un proveedor de servicios de UPS fue víctima de este acto de violencia sin sentido. Expresamos nuestras condolencias a la familia y amigos de nuestros empleados y a las otras víctimas inocentes involucradas en este incidente. Apreciamos el servicio de las fuerzas del orden y cooperaremos con las autoridades mientras continúan la investigación”.

Ayuda para su sepelio.

El Local 804, un sindicato que representa a los trabajadores de UPS en Nueva York, ha creado un GoFundMe para ayudar a la familia de Ordóñez con los costos del funeral. “Un compañero conductor de UPS fue la desafortunada víctima de un secuestro, que resultó en una muerte trágica. Ayudemos a la familia de Frank Ordoñez en este momento trágico y demostremos algo de apoyo del Local 804 Nueva York “, escribió Raymond Mathers, el organizador de la página.

Ordóñez era de origen ecuatoriano y padre de dos niñas, de 5 y 3 años, reporta el Nuevo Herald. Según su perfil en redes sociales, estudió en el Miami Dade Community College y vivía en Hialeah Gardens.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *