Hombre que le habría lanzado ácido a su expareja en Guayaquil fue detenido

Graciela Crespo, de 22 años, llegó gritando desesperada a la puerta de su casa, en el sector del Fortín, en el noroeste. Tenía el rostro, cuello, pecho y brazos con quemaduras luego de que su expareja le lanzara ácido, una cuadra más adelante cuando iba para su trabajo.

Sus hijas de 5 y 7 años alcanzaron a salir a coger a su mamá, quien de inmediato fue llevada por familia y moradores hasta una Unidad Móvil de Emergencia, que funciona en el hospital Universitario, en la vía Perimetral.

Su padre, quien ahuyentó a su exyerno para evitar un nuevo ataque, logró junto a la Policía del sector llegar a la vivienda de la mamá del sujeto en la cooperativa Sergio Toral, y capturarlo.

Este fue llevado a la Unidad de Flagrancia por el presunto delito de Tentativa de Femicidio, según la Fiscalía.

Ayer, la mujer repetía que tenía ardor en el ojo izquierdo, en su cara, y en su cuello, cuenta su hermana, Denisse, quien ayer esperaba el traslado a otro centro médico para una recuperación más especializada.

La familia cuenta que era una pareja que ya tenía 8 años de relación con tres hijos, el último es un niño de 3 años.

Sin embargo, hace tres meses la mujer regresó a vivir con sus padres junto a sus hijos, ya que tenía problemas con su expareja debido a los celos.

Ángel Zapata, jefe policial del Distrito Nueva Prosperina, expresó que la mujer confesó que no era la primera agresión que ella sufría. Hace semanas, el sujeto la habría zamarreado y dado cachetadas.

Su hermana indicó que hace dos días el sujeto también la abordó en la Entrada de la 8 y la retuvo por varios minutos, sin embargo, la mujer ya no quería regresar con él.

“Él siempre fue agresivo, pero estos últimos meses mucho más, por eso ella se separó completamente, y él la seguía buscando”, dijo su hermana.

Zapata expresó que cuando existe la cadena de maltrato lo mejor es denunciar de inmediato para evitar agresiones mayores o incluso la muerte.

Agregó que si el sujeto premeditó perseguirla con el ácido fue para herirla, además de las otras agresiones cometidas.

“Si alguien le lanza ácido a una persona no es para asustarla, es para causarle un daño muy grave”, expresó el oficial, quien acudió ayer al H. Universitario para ver a la afectada.

Personal médico expresó que por la reacción en la piel de la afectada, el ataque habría sido perpetrado con un ácido de batería de carros.

Hasta la tarde de ayer, un médico legista de la Fiscalía del Guayas preparaba el informe para determinar los daños causados en la joven como pruebas en la audiencia.

Ataques con ácido Otros casos

En el suburbio
Una mujer de 40 años fue bañada con ácido por su expareja cuando ella caminaba con dos amigas en las calles 4 de Noviembre y Gallegos Lara, en el suburbio de Guayaquil. El hecho se registró en marzo del 2017. Tuvo el 50% de su cuerpo afectado. Fue asistida en el hospital Abel Gilbert Pontón, del suburbio.

En Los Vergeles
Una madre y su hija fueron atacadas con ácido en diciembre del 2016 en el sector de Los Vergeles.

Fuente:  eluniverso.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *