FISCALÍA SE ABSTIENE DE ACUSAR A LA EXASAMBLEÍSTA SOFÍA ESPÍN QUIEN ERA ACUSADA DE FRAUDE PROCESAL.

La mañana de este jueves, la fiscal general Diana Salazar envió un dictamen abstentivo a favor de la exasambleísta de la Revolución Ciudadana, Sofía Espín, y Yadira Cadena, abogada que era parte de la defensa del expresidente Rafael Correa dentro del juicio por el plagio de Fernando Balda, quienes eran procesadas por el delito de fraude procesal en el grado de tentativa.

A ambas la Fiscalía les investigaba por la visita conjunta que le hicieran, en octubre de 2018, a Jéssica Falcón, exagente de inteligencia que en esos momentos era procesada como autora del plagio de Balda. Este caso a cargo del juez nacional Iván Saquicela estaba a la espera de que se fije fecha para la audiencia preparatoria de juicio.

Según la entonces fiscal general (e) Ruth Palacios, quien inició el caso penalmente, la visita buscaba que Falcón cambie su versión y no involucre en el caso a Rafael Correa.

En el boletín de prensa de la Fiscalía se señala que Salazar sostiene que “a diferencia de otros casos, en este no hubo un enfoque técnico-jurídico adecuado, por lo cual persistir en la acusación no sería ético y contravendría los principios de objetividad y mínima intervención penal”.

Como resultado de un profgidas por Falcón, quien, al contrario, las evidenció públicamente.

Hasta donde se conoce, la ahora exlegisladora correísta Espín habría ingresado a México el 16 de noviembre pasado. Antes estuvo refugiada momentáneamente en Bolivia, país al que ella ingresó a finales de enero pasado, a donde habría viajado vía terrestre hasta Perú; en ese país permaneció algunos días y desde Lima, capital peruana, tomó un avión con destino a México. undo análisis jurídico, Fiscalía ha concluido que los hechos descritos en el proceso –iniciado con una investigación previa en septiembre de 2018– no se enmarcan en los lineamientos del tipo penal sancionado en el artículo 272 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

En su dictamen, la institución señala que la visita de las procesadas a Diana Falcón en la que le habrían pedido retractarse de su testimonio anticipado, en el que involucraba al expresidente Rafael Correa en el presunto secuestro de Fernando Balda en Colombia, a cambio de beneficios personales y jurídicos no constituye por sí sola delito de fraude procesal, en tanto dichas pretensiones no fueron aco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *