EDIFICIO DE SIETE PISOS SE DERRUMBA EN BRASIL DEJANDO DESAPARECIDOS.

Nueve personas fueron rescatadas de los escombros con vida y al menos otras nueve permanecen desaparecidas. Los bomberos aseguran que no hay muertos.

Un edificio residencial de siete pisos se ha derrumbado este martes en la ciudad brasileña de Fortaleza, capital del Estado de Ceará (al nordeste del país), sobre las 10.30 de la mañana hora local (13.30 GMT). Al menos nueve personas aún se encuentran bajo los escombros, según del Deparamento de Bomberos y otras nueve fueron rescatadas después de que se derrumbó el inmueble en el barrio Dionísio Torres. Por la mañana, los bomberos y la Oficina de Seguridad Pública habían informado de la muerte de una persona en la mañana de este martes; sin embargo, el gobernador Camilo Santana aseguró que no se encontraron cuerpos sin vida entre los escombros.

Testigos y vecinos aseguran que vieron gente dentro del edificio en el momento del colapso y que algunos salieron corriendo del inmueble poco después de escuchar un ruido fuerte. Al menos cuatro ambulancias están en el lugar para ayudar a los heridos y el Hospital del Instituto Doctor José Frota se prepara para recibir eventuales víctimas.

“Tenemos aquí tres equipos del Departamento de Bomberos que actúan y trabajan coordinados”, aseguró el teniente Romario Fernandes en una entrevista con el portal G1. Dos equipos de la Defensa Civil también trabajan en la escena. Se está haciendo un escaneo de sonido en la zona para tratar de localizar a las víctimas. Los bomberos han evacuado a todos los vecinos porque todavía existe riesgo de explosiones debido a una fuga de gas y una descarga eléctrica, ya que el derrumbe ha afectado al cableado. Varias calles de los alrededores también están bloqueadas.

Hace unos cuatro meses, otro edificio se derrumbó parcialmente también en Fortaleza. En aquel momento, 16 familias que vivían allí fueron evacuadas a toda prisa porque existía el riesgo de que el edificio se derrumbara por completo. Un informe emitido dos días antes por un ingeniero descartó el riesgo de colapso. El caso fue investigado por el Consejo Regional de Ingeniería y Agronomía de Ceará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *