CIDH revisa documentos desclasificados del secuestro de periodistas de El Comercio

Molestos e indignados se mostraron al mediodía de este miércoles los familiares de periodistas secuestrados y asesinados del diario El Comercio al conocer la información que fue desclasificada por el Gobierno.

En una reunión reservada, los familiares realizaron una primera revisión de la documentación. Ricardo Rivas calificó como una falta de respeto clasificar de forma reservada papeles de condolencia; expresó que tal vez hay unos 3 o 4 papeles que pueden aportar para la investigación.

“Hemos sido burlados, se evidencia que nos mintieron desde el principio. (…) Se evidencia que nosotros mismos debimos ir a negociar dijo”, Cristian Segarra, hijo de Efraín. Consideran haber sido engañados por el gobierno ecuatoriano al recibir “documentos desclasificados” donde no existe información que aporte a las investigaciones.

En Quito, el Equipo de Seguimiento Especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), conformado por Esmeralda Arosemena y Édison Lanza, junto a familiares del equipo periodístico de El Comercio, secuestrado y asesinado por disidentes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en la frontera norte, revisan los documentos de este caso que fueron desclasificados por el Gobierno Nacional.

Antes, los allegados a Javier Ortega (periodista), Paúl Rivas (fotógrafo) y Efraín Segarra (conductor) retiraron la documentación de una entidad bancaria, donde estuvo resguardada.

En total son seis sobres que contienen alrededor de 900 hojas.

En el grupo de la CIDH, que se quedará en Ecuador hasta el viernes, también están el relator Especial para la Libertad de Expresión, Edison Lanza, y la experta del equipo de medidas cautelares, Luz Adriana Camargo, además de un grupo de apoyo técnico.

Ellos llegaron a este país por invitación del gobierno ecuatoriano que pidió la conformación de un equipo de seguimiento especial de la CIDH para buscar el esclarecimiento del caso.

Al mismo grupo que asesinó a los periodistas se le atribuye el secuestro y muerte de dos comerciantes ecuatorianos y de cuatro efectivos de la marina en un atentado con explosivos. Desde inicios de este año, esos disidentes han protagonizado una serie de ataques en el sector fronterizo, dominado por el lado colombiano por mafias de narcotraficantes, según las autoridades.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *