CANADÁ ABRE LA PUERTA DEL MUNDO DESARROLLADO AL CANNABIS RECREATIVO.

El país sigue los pasos de Uruguay en la liberalización del uso de la sustancia.

La legalización de la marihuana para uso recreativo ganó este miércoles una batalla importante al conseguir entrar en Canadá. No es el primer país del mundo que da este paso, celebrado con largas colas de clientes ansiosos por comprarla pero recibida con cautela por los mercados. El pionero fue Uruguay el año pasado, que vende la droga en farmacias. Pero el peso demográfico del gigante norteamericano —36 millones, de los que 4,9 millones son consumidores, más que toda la población de Uruguay, que es de 3,5 millones— y económico —en Uruguay las ventas han sido de unos 35 millones este año frente a los 3.300 millones de ventas ilegales del año pasado en Canadá—; su pertenencia al G-7, a la OCDE y su tratado renovado de libre comercio con Estados Unidos dan a la decisión un peso que la iniciativa uruguaya no tuvo. Pese a ello, es el país de Donald Trump el que alberga más población que puede comprar cannabis legalmente y sin indicación médica. Está permitido en ocho Estados.

A esta permisividad se prevé que se una pronto el otro gigante del norte, México. El presidente saliente, Enrique Peña Nieto, cuyo mandato vence el 1 de diciembre, modificó en junio de 2017 la Ley General de Salud para legalizar el uso de la planta con fines terapéuticos. El desarrollo reglamentario corresponderá a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador. Pero esta regulación amenaza con quedarse corta muy pronto. En noviembre de 2005, el Supremo dio amparo a cuatro personas para cultivar, transportar y consumir marihuana con fines recreativos. Desde entonces se han otorgado cuatro amparos similares. Falta uno para que la decisión se convierta en jurisprudencia y se llegue, de facto, a una regulación del uso recreativo de la droga. Si este no llega por esta vía, una experta que conoce los trabajos de redacción de la ley, quien pide no ser citada por su nombre, asegura que la hoja de ruta de la legalización mexicana sigue el camino de una norma planteada en el Senado en 2016 inspirada en el ejemplo uruguayo, lo que llevaría al uso recreativo de la sustancia.

Ian Power fue el primer canadiense en comprar legalmente marihuana recreativa en su país. Lo hizo apenas transcurridos unos minutos del miércoles 17 en Terranova y Labrador, al este del país. “Estoy encantado. Me siento tan contento que no puedo dejar de sonreír”, declaró a CBC News. Power recibió la hierba de manos de Bruce Linton, consejero delegado de Canopy Growth, el mayor productor autorizado por el Gobierno canadiense.

Según una encuesta hecha pública este miércoles, el 70% de los canadienses apoya la legalización. Estadísticas Canadá publicó un informe a principios de este año que indica que 4,9 millones de personas consumieron al menos 20 gramos de cannabis en 2017, por un total de 5.600 millones de dólares canadienses (unos 3.700 millones de euros). Solo un 10% correspondió a marihuana medicinal, legal en Canadá desde 2001. En 2016 en el mundo, según el último sobre las Drogas de la ONU, 192,2 millones de personas consumieron cannabis y se registraron incautaciones de algo más de 4.500 toneladas.

La legalización de la marihuana recreativa inaugura una industria de considerables dividendos en este país norteamericano. Según estimaciones de CIBC, uno de los mayores bancos canadienses, el mercado legal generará unos 6.500 millones en el primer año. El 75% de los impuestos irá a las provincias y el 25% restante será para la Administración central.

Actualmente existen 188 productores autorizados en Canadá (tanto de cannabis médico como recreativo). Las cuatro grandes empresas del sector son Canopy Growth, Tilray, Aurora Cannabis y Aphria. Su valor en bolsa es de 45.000 millones de dólares canadienses (unos 30.000 millones de euros). “Su crecimiento ha sido espectacular. Los inversores especulan sin rodeos sobre el potencial crecimiento de estas compañías”, declaró Gérald Fillion, analista económico de Radio-Canadá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *