AVIONES PRESIDENCIALES VIAJABAN A PARAÍSOS FISCALES SIN REGISTRO DE PASAJEROS.

Sin detalle de los pasajeros, el peso y el balance; variaciones en el número de viajeros que salieron y regresaron al Ecuador. Vuelos sin autorización de la Secretaría General de la Presidencia y desplazamientos simultáneos con aviones de Tame, Petroamazonas y los dos presidenciales.

Estos son los primeros hallazgos de la Contraloría, durante la gestión del expresidente, Rafael Correa. ​ Desde su mandato han estado a disposición de la Presidencia dos aviones: el Legacy 600, adquirido en 2008, y el Falcon 7X, que se compró en el 2013. El órgano de control examinó 261 vuelos internacionales, de los cuales 214 se efectuaron con los dos aviones presidenciales.

De este último grupo, el 29,4% correspondió a viajes del exmandatario, quien fue notificado el pasado 19 sobre el inicio y los resultados provisionales del examen. Sin embargo, un mes antes, a través de su cuenta de Twitter, Correa saludó el inicio de esta auditoría, anunciada en julio de este año. “Así podrán confirmar cuántas horas al día trabajamos por la Patria y cómo hasta la comida a bordo la preparaban en Carondelet o la llevábamos en tarrinas para ahorrar algo de dinero”, señaló el expresidente.

Una de las principales observaciones es la falta de manifiestos de pasajeros, por ejemplo, en 24 vuelos realizados a paraísos fiscales, como Panamá, Bárbados, Bahamas, Cabo Verde, Belice, Dominica, Emiratos Árabes. Lo mismo ocurrió con 12 vuelos efectuados por Petroamazonas, de los cuales tampoco hay detalle del peso y balance. 63 vuelos a cargo del Grupo de Transporte Aéreo Especial (GTAE) y 24 de Tame no fueron autorizados por la Secretaría General de la Presidencia.

En otros 15 periplos al extranjero, a cargo del GTAE, también se identificaron variaciones en el número de pasajeros que se embarcaron y que regresaron al Ecuador. Esto ocurrió en varios países que formaban parte de las rutas utilizadas por la administración anterior. Hay que tomar en cuenta que el 16,8% de los vuelos corresponde al exvicepresidente Jorge Glas, quien actualmente se encuentra preso en la cárcel de Latacunga.

Los desplazamientos del Presidente, Vicepresidente y sus comitivas se realizaban de forma simultánea con aviones de Tame y de Petroamazonas. La Contraloría identificó que un 33,64% de los vuelos presidenciales fueron liderados por el excanciller. Mientras tanto, el 20% restante fueron viajes de ministros y otros autoridades. En los próximos días, la Contraloría tiene previsto realizar la lectura de los resultados provisionales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *