Yihadistas del EI secuestran a una treintena de mujeres y niños en Siria

Los yihadistas de la organización Estado Islámico (EI) secuestraron a una treintena de mujeres y niños de la minoría drusa en Siria en un ataque la semana pasada en la provincia de Suedia.

Los yihadistas lanzaron el 25 de julio una serie de ataques con atentados suicidas contra la ciudad de Suedia (sur), capital provincial, y otras localidades que dejaron más de 250 muertos, uno de los balances más importantes desde que comenzó la guerra en Siria en 2011, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Al retirarse de las zonas atacadas, los yihadistas secuestraron a “36 mujeres y niños”, indicó el lunes el OSDH. La oenegé y un sitio de información local, Suedia24, dieron cuenta de 20 mujeres y 16 niños secuestrados.

Sólo quedan secuestrados 30 mujeres y niños, indicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. “Cuatro mujeres consiguieron escapar y dos de ellas fallecieron. Probablemente, una de ellas fue tiroteada y la otra murió de cansancio”, explicó.

Según Suedia24, las mujeres y niños fueron tomados como rehenes en la ciudad de Shabké, en el este de la provincia de Suedia, en las puertas del desierto.

Se los llevaron a regiones desérticas en los límites del noreste de la provincia, en donde el EI sigue activo, indicó una fuente local.

Suedia está ampliamente controlada por el régimen de Bashar al Asad, y dominada por la minoría drusa. La provincia evitó en gran parte el conflicto que desgarra al país.

– Negociaciones –

Fuentes locales indicaron a la AFP que se iniciaron negociaciones junto a dignatarios religiosos de la comunidad drusa, confesión derivada del islam chiita, para obtener la liberación.

“El EI comunica por teléfono con las familias de las mujeres secuestradas, les envían fotos y videos”, indicó a la AFP el periodista Nur Radwan, que dirige Suedia24.

Los yihadistas reclaman la liberación de detenidos integrantes de sus filas, hombres y mujeres, pero también el cese de la ofensiva de Damasco contra un grupo vinculado a EI en la provincia vecina de Deraa, según Radwan.

Suedia24 publicó un video presentado como que muestra a una de los rehenes, reclamando concesiones del régimen.

La AFP no pudo autentificar el video, pero habitantes de Suedia indentificaron en él a la víctima y confirmaron que formaba parte de las personas secuestradas.

En Shabké “la mayoría son granjeros que sólo tiene carabinas de caza, por lo que hubo poca resistencia” en la ofensiva lanzada el 25 de julio, según Radwan.

El EI no mencionó este secuestro ni difundió videos en sus plataformas de comunicación.

Además, “17 hombres de la región siguen desaparecidos”, indicó Rahman.

– Terribles crímenes –

Los yihadistas del Estado Islámico, que irrumpieron en el escenario de guerra en 2014 tomando vastos sectores de Siria e Irak, fueron expulsados de todos los centros urbanos de los dos países.

En Siria, la organización conserva algunos sectores bajo su control (menos de 3% del territorio) pero logra llevar a cabo atentados.

Durante su ocupación los yihadistas cometieron terribles crímenes (violaciones, secuestros, ejecuciones…).

En febrero de 2015 los yihadistas secuestraron a más de 220 cristianos asirios en el noreste de Siria. Los liberaron luego por tandas, según el OSDH.

En Irak, miles de mujeres y adolescentes en particular de la minoría yazidí sufrieron horribles abusos por parte de los yihadistas, según la ONU.

En la provincia de Deraa, las fuerzas del régimen continuaron su avance en el último sector controlado por un grupo vinculado al EI, según la agencia oficial Sana.

La compleja guerra en Siria ha dejado hasta ahora más de 350.000 muertos.

Fuente: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *