VOLUNTARIO DE LOS ENSAYOS DE LA VACUNA PARA EL CORONAVIRUS SOLO PRESENTÓ SÍNTOMAS LEVES.

Joan Pons, el español voluntario de los ensayos de la vacuna Oxford y AstraZeneca, y que enfermó de coronavirus hace unos días, ya volvió al trabajo.

El enfermero confirmó que se mantuvo en cuarentena durante 10 días tras haber dado positivo a COVID-19.

Su primer síntoma durante esos días fue la congestión nasal que apareció el día 7 de octubre, al que se unió un ligero dolor de cabeza, pero cuenta que al tercer día pasaron ambas molestias y por seguridad se mantuvo en confinamiento. “Lo único (es) que no podía era salir de mi habitación”, le contó Pons a Huffingtonpost.

Durante su aislamiento y como parte del ensayo de la vacuna tuvo que rellenar un diario de síntomas por cada día. La única excepción para romper ese confinamiento la tuvo el pasado jueves, cuando tuvo que ir a su hospital a realizarse una serie de pruebas. “Me sacaron muchísima sangre, me tomaron la tensión arterial y la temperatura, cada día tuve que rellenar un diario de síntomas, he tenido que enviar mis heces, orina… Todo lo que puedas imaginar”, explica.

“Que yo haya dado positivo por coronavirus no significa que la vacuna no funcione. La vacuna impide que yo desarrolle síntomas graves, no que entre el virus a mi cuerpo. Yo no he tenido esos síntomas graves y ahora hay que ver si es porque la vacuna me ha ayudado y he resistido”, detalla.

Con todas esas pruebas, los investigadores van a tratar de dilucidar si la vacuna es realmente efectiva y el causante de que Pons no tuviera ningún síntoma grave. La vacuna de Oxford y AstraZeneca aún se encuentra en fase 3 de los ensayos clínicos.

¿Vacuna o placebo?

Joan Pons no sabe si recibió la vacuna o tal vez un placebo, aunque confía realmente en ser parte del primer grupo. “Los protocolos que activaron cuando comuniqué el positivo me hacen pensar que es así”, subraya Pons, que va a seguir formando parte del estudio y va a tener que seguir haciéndose una PCR cada semana y un chequeo médico al mes.

Pons, quien trabaja en un hospital en Sheffield (Reino Unido), en el área de coronavirus, donde probablemente se contagió, fue inoculado el 5 de junio y 4 meses después dio positivo para el virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *