Tribunal Contencioso Electoral da paso a proceso de revocatoria contra Mauricio Rodas

Quito –

El Consejo Nacional Electoral (CNE) entregará los formularios para la recolección de las 185.740 firmas que se necesitan para dar paso a la revocatoria del mandato del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, planteada por el colectivo Diabluma.

El Tribunal Contencioso Electoral (TCE), mediante sentencia del 23 de abril pasado, ordenó al CNE que en un plazo de quince días, una vez ejecutoriada la sentencia, entregue el formato de formulario para la recolección de firmas a Jorge Eduardo Picuasi y Grace Elizabeth Carrera, para la revocatoria de Rodas, por supuesto incumplimiento de funciones.

Picuasi y Carrera, a nombre del colectivo Diabluma, presentaron la solicitud el 27 de diciembre del año pasado ante el CNE. Acusan al funcionario de no haber tramitado el mandato popular del 2011, que prohíbe matar animales en espectáculos taurinos. Pero el ente electoral negó la solicitud el 15 de febrero de 2018.

El CNE espera que la sentencia del TCE se ejecutoríe y procederá a entregar los formularios. El pedido se sujeta al artículo 199 del Código de la Democracia que expresa: “La solicitud de revocatoria del mandato podrá presentarse una vez cumplido el primero y antes del último año del periodo para el que fue electa la autoridad cuestionada”.

De su lado, Rodas comentó ayer que la resolución del TCE se enmarca dentro de una acción de “persecución política que estamos sufriendo producto de los rezagos del correísmo”.

Dijo que le llama la atención que el TCE en dos ocasiones anteriores rechazó procesos anteriores que se plantearon con los mismos argumentos; pero sorpresivamente “por arte de magia, ahora acoge este recurso de apelación”.

Rodas recordó que el país está en un año político-electoral y reiteró que la “acción del TCE, jurídicamente, no tiene ni pies ni cabeza, porque además existe una sentencia de la Corte Constitucional que claramente señala que no ha habido incumplimiento, ni de parte del alcalde ni del Concejo frente a la iniciativa antitaurina planteada por el colectivo Diabluma”.

Aclaró que al alcalde de Quito no le corresponde convocar a una consulta popular como lo pide el colectivo, sino que es una potestad del Consejo Metropolitano, y este cumplió dentro de los plazos establecidos; por lo tanto, no tienen sustento legal, sino que es una persecución política, insistió.

Ayer cuatro concejales de Quito de Alianza PAIS, Carlos Páez, Jorge Albán, Mario Guayasamín y Susana Castañeda, pidieron a Rodas su renuncia al cargo a fin de dar paso a una “depuración institucional”.

Esto porque dijeron estar preocupados por la supuesta red de tráfico de influencias, asociación y concusión denunciada en el Municipio de esta ciudad, y que al momento está bajo indagación en la Fiscalía de Pichincha.

120 dias tiene el colectivo antitaurino para recoger, en Quito, 185.740 firmas para viabilizar la revocatoria.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *