Suspenden amistoso Argentina ante Israel en Jerusalén por reclamos y tensión política

El amistoso programado para el sábado entre las selecciones de Argentina Israel en Jerusalén fue suspendido a causa de manifestaciones y reclamos recibidos por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), según reportes de prensa.

Si bien ni la AFA ni la federación israelí anunciaron oficialmente la suspensión, el futbolista Gonzalo Higuaín dijo al canal ESPN que “finalmente se pudo hacer lo correcto” y destacó que “por sentido común” el equipo argentino no se presentará en Israel.

El choque del sábado era el último amistoso preparatorio de Argentina antes del Mundial, en el que debutará el 16 de junio ante Islandia por el Grupo D, donde también chocará con Croacia y Nigeria. De acuerdo a la prensa argentina, se estudia la posibilidad de organizar un encuentro ante San Marino o Malta.

No hubo una reacción inmediata de los líderes políticos del Estado judío. Pero reportes sostuvieron que el primer ministro Benjamin Netanyahu llamó al presidente argentino, Mauricio Macri, para pedirle que convenza al equipo de no cancelar la visita.

Una radio local dijo que un funcionario diplomático informó que hay muy pocas opciones de que el partido se juegue.

La visita de Argentina había generado mucho entusiasmo entre los hinchas israelíes, principalmente por la presencia del astro Lionel Messi.

Los palestinos celebraron la cancelación. La Asociación de Fútbol de Palestina (AFP) dio a conocer un comunicado agradeciéndole a Messi y el resto de los futbolistas por la cancelación del choque.

El presidente de la AFP, Jibril Rajoub, dijo: “Los valores, la moral y el deporte se han asegurado una victoria hoy y se le mostró una tarjeta roja a Israel mediante la cancelación del juego”.

Militantes de la causa palestina también se manifestaron durante el entrenamiento de la selección argentina en Barcelona, donde exhibieron carteles y camisetas “albicelestes” manchadas con pintura roja.

“Este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de Malvinas. Esto sería una aberración”, sostuvo Husni Abdel Wahed, el embajador palestino en Argentina, a la radio Cooperativa de Buenos Aires.

El partido llegaba en un momento de tensión por el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel, a partir de la apertura de una embajada en esa ciudad.

La comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre toda la ciudad, que alberga sitios sagrados para las religiones musulmana, judía y cristiana.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *