Sin rastros de sus cuerpos, al mes del secuestro en Mataje

Las cámaras del hotel en el que se habían hospedado la noche anterior los grabó la mañana del lunes 26 de marzo cuando salían a trabajar. Eran alrededor de las 07:00. Efraín Segarra, conductor; Javier Ortega, periodista, y Paúl Rivas, fotógrafo, se subieron a la camioneta de El Comercio y emprendieron su ruta hacia Mataje, parroquia del cantón San Lorenzo.

Fueron las últimas imágenes que se filmaron de ellos en libertad. A 1,5 kilómetros de llegar a la población de Mataje (que está a 20 minutos de San Lorenzo) pasaron el último control militar de ese entonces. Ahí fueron registrados. Luego de eso, nadie los volvió a ver.

A un mes del secuestro y tras trece días de la confirmación oficial de sus asesinatos aún no se conoce en qué lugar colombiano están sus cuerpos. Y sus familiares, amigos, colegas y sociedad civil mantienen las vigilias para exigir respuestas a las autoridades y para que sus restos puedan ser repatriados.

La noche del 26 de marzo, el Gobierno Nacional formó un comité de crisis y se reunió con directivos y familiares del equipo periodístico de El Comercio. Horas más tarde, ya entrada la madrugada, el Ministerio del Interior informó al país, en un comunicado, del posible secuestro de los trabajadores.

El 3 de abril se hizo pública la primera prueba de vida de los secuestrados: un video en el que Ortega decía los pedidos de los secuestradores. Y aunque el presidente Lenín Moreno había dicho que harían lo imposible por traer con vida al equipo periodístico, el ministro César Navas afirmó el 9 de abril que no estaban en negociación con los captores.

El 11 de abril llegaron rumores del asesinato de los periodistas, que solo fue confirmado por Moreno a las 12:40 del 13 de abril, tras vencer el plazo que él les dio a los captores.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *