SEGÚN INFORME BORRADOR DE LA CONTRALORÍA EXISTE USD 38,2 MILLONES NO JUSTIFICADOS EN DOTACIÓN DE MATERIAL ESCOLAR.

La Contraloría General del Estado presentó un informe borrador con observaciones al proceso de dotación de material escolar para docentes y estudiantes de planteles públicos del país. La lectura se dio la tarde de este martes 15 de enero del 2019.

Una de las conclusiones del informe preliminar fue que no se justifica un monto de USD 38,2 millones, por concepto de tres contratos suscritos entre el 2016 y el 2017. El análisis del ente de control se dio en el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2013 y el 30 de junio de 2018.

Los posibles implicados serían funcionarios del Ministerio de Educación, que laboraron en el periodo detallado y que estuvieron vinculados a este tema.

Detalles del monto injustificado aparecen en el denominado ‘Examen especial a los gastos a las fases preparatoria, precontractual, contractual, ejecución y liquidación de los contratos para la adquisición, diagramación, impresión, reimpresión y reproducción de material escolar, curricular, didáctico y bibliográfico de apoyo, para los estudiantes y docentes de educación inicial, educación general básica y bachillerato del sistema público de educación a nivel nacional, su logística, recepción, distribución y utilización, en el Ministerio de Educación y entidades relacionadas’.

La falta o la omisión de documentación como actas de entrega y recepción de textos, análisis técnicos, contratos, registros en bodegas y otros son algunas de las situaciones observadas por el ente de control. Desde el 2013, la impresión de textos escolares se concentró en la Empresa de Medios Públicos, a través de la firma Editogran. Las contrataciones se hacían bajo la figura de régimen especial -utilizada entre empresas públicas o mixtas. Sin embargo, las reglas de juego cambiaron en el 2017, con la participación de la empresa privada, bajo la figura de subasta inversa.

En el 2017, por ejemplo, se destinaron USD 34,7 millones, que representa un 74,3% más de lo que se registró en el 2010, con USD 19,9 millones. Y en el periodo escolar 2018-2019 estaba previsto la distribución de 1 794 191 kits escolares que comprenden, entre otras cosas, textos de las diferentes áreas del conocimiento como Matemáticas, Lengua y Literatura, Ciencias Naturales y Estudios Sociales (para régimen Sierra).

En el informe, además, se da cuenta del caso ocurrido en Imbabura, provincia en la que se encontraron libros en una recicladora. El hecho se registró en junio del 2018. Durante dos años -se relató en la lectura del documento borrador-, los textos pasaron en el coliseo de una institución educativa. La falta de espacio para actividades físicas y las quejas de padres y madres de familia hicieron que se desocupe el espacio.

Sin embargo, los libros habrían sido trasladados a recicladoras locales. Se habría intentado la venta de este material sobrante. Entre las conclusiones en este tema constan que el personal de Educación no habría realizado las acciones necesarias para distribuir de forma oportuna los textos sobrantes. Incluso se habla de que hubo funcionarios que intentaron distribuir los textos en bibliotecas de 70 instituciones educativas del Milenio y siglo XXI. No sé logró.

Otra de las conclusiones es que no hubo estudios técnicos, que respalden la adquisición de libros para los chicos de las instituciones de Educación Intercultural. Tras la lectura del informe, los funcionarios vinculados a este caso tendrán cinco días laborables para presentar sus pruebas de descargo. La entidad puede establecer responsabilidades a los implicados por no justificar la utilización de los montos asignados y por la falta de acciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *