SALVINI PROHÍBE LA ENTRADA EN AGUAS ITALIANAS DE UN BARCO ALEMÁN CON MIGRANTES A BORDO.

Al menos 40 personas mueren en un naufragio en las costas de Libia.

El ministro del Interior italiano en funciones, Matteo Salvini, ha vetado este martes la entrada en aguas de su país de un barco alemán apoyado por la ONG Mission Lifeline que el lunes rescató a unos 110 migrantes frente a las costas de Libia. Salvini ha prohibido la entrada, tránsito y abastecimiento en aguas italianas del Eleonore y ha trasladado su decisión a los Ministerios de Defensa y de Infraestructuras y Transporte. No está claro si, llegado el caso, dichos Ministerios se opondrán a lo ordenado por Salvini, como ya ocurrió hace dos semanas con elOpen Arms, que finalmente desembarcó a los más de 80 migrantes que aún permanecían a bordo por orden de un fiscal. El barco de la ONG española había entrado en aguas italianas tras la autorización de un tribunal.

Este martes también se ha sabido que al menos 40 personas han muerto o están desaparecidas en un naufragio frente a las costas de Libia, según ha informado a través de Twitter Charlie Yaxley, portavoz de Acnur para África, el Mediterráneo y Libia. “Llegan noticias horribles de una potencial gran pérdida de vida en un naufragio junto a las costas de Libia. Los detalles aún son muy exiguos pero los rescatadores llegan a la escena y hablan con los supervivientes”, dijo Yaxley en un primer mensaje. Poco después, en un segundo tuit, el portavoz. “Alrededor de 60 personas han sido rescatadas y devueltas a la costa. Se estima que al menos 40 personas están muertas o desaparecidas”, confirmó en un segundo tuit.

La noticia de este nuevo naufragio llega una semana después de otro suceso similar en el que murieron más de cien personas según una ONG pero que no fue confirmado por fuentes oficiales.

El buque de la Armada Audaz recoge este martes en Sicilia a 15 migrantes que salvó el Open Arms y a los que se ha comprometido a acoger España después de la crisis con el barco de la ONG, que tuvo que esperar 20 días a atracar en el puerto de Lampedusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *