Rocío González Navas, la primera dama del Ecuador, acompaña y dirige

Quito –

Rocío González Navas, la esposa del presidente Lenín Moreno, no consta como funcionaria pública. No tiene registro personal de haber declarado su patrimonio en la Contraloría ni aparece en los listados de empleados estatales. Y, sin embargo, es la primera dama, con funciones de gestión pública.

Luego de diez años de que el gobierno de Rafael Correa prescindió de esa figura, en la transición presidencial del 2017 ya se contemplaba su regreso: su despacho está en la planta alta de Carondelet, junto a las más altas autoridades.

Por encargo de Moreno, la “señora Rocío González”, como la identifican los boletines gubernamentales, es la presidenta del Comité Interinstitucional del Plan Toda una Vida, que abarca seis programas sociales y ejecuta las misiones Las Manuelas y Las Joaquinas.

La Secretaría Técnica del plan Toda una Vida, creada en mayo del 2017, está adscrita a la Presidencia, pero en su sitio web, hasta el martes de esta semana, la sección de Transparencia seguía “en mantenimiento”. Recién ayer estuvo habilitada.

La primera dama ha sido protagonista en la vida política de Moreno cuando este fue vicepresidente de Correa y lo es ahora, desde el poder. “La Sra. Rocío ha acompañado a su esposo en toda su trayectoria, tanto a nivel nacional como internacional. A su cargo no está el manejo de presupuesto, pues su trabajo es el de escuchar, direccionar, acompañar, impulsar y motivar”, explicó su equipo de trabajo. También se preocupa porque cada detalle de sus apariciones calce como un rompecabezas.

El 16 de mayo pasado, asistió a la presentación de un plan habitacional en el sur de Quito. Antes de llegar, su escolta y equipo de avanzada “peinó” el lugar, como medidas de seguridad y coordinación propias de un mandatario. En abril pasado, el Gobierno anunció que como medida de austeridad reducirá la Secretaría Técnica, que tiene 585 empleados y un presupuesto de $ 18 millones.

Fuente: Diario El Universo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *