Richard Martínez: “Es viable tener un déficit primario que no supere 3%”

Quito –

El ministro de Economía, Richard Martínez, lleva 15 días en el cargo sin todas las cifras; pero asegura que el déficit primario del presupuesto podría estar en 3% y la meta es bajar a 0% en tres años, un punto por año, y que buscará un manejo nuevo de la deuda interna. En su despacho del piso 11 de la Plataforma Financiera, asegura que aceptó la invitación de Lenín Moreno como una responsabilidad “de pasar del dicho al hecho” y porque en los mensajes del presidente está el de la reconciliación nacional. En este tema, cree puede aportar a tener un país donde se pueda tener divergencias, sin odios.

Usted dijo que este año hay un espacio para endeudarnos de $ 4.900 millones aún, de acuerdo con el presupuesto. ¿Cuáles son las fuentes de las que provendrán los recursos?

Tenemos que cumplir la estructura que se aprobó y que incluye organismos multilaterales, bancos, bonos de deuda soberana por $ 1.000 millones, bonos internos por $ 1.745 millones. No le puedo decir con quién va a ser y hay ciertas cosas confidenciales.

¿Esa deuda interna quién la compraría? Antes se usaba al Banco Central.

Queremos hacer cosas distintas a las que se han hecho.

¿Se podrían emitir bonos de deuda interna que el sector privado compre, por ejemplo los bancos?

Esto va a estar abierto. El concepto es que queremos diversificar las opciones de fuentes de financiamiento que pueda tener el Gobierno.

En la ley el tema de la deuda está sujeto a un déficit primario. Expertos dicen que el déficit verdadero es de $ 8.000 millones, y no de $ 4.200 millones como consta en las cifras oficiales, pues se han sobreestimado ingresos y subestimado gastos. ¿De qué cifras parten ustedes?

Aún no tenemos esas cifras. Efectivamente, hay temas que hemos encontrado que deben revisarse, es parte de lo que le mostraremos al presidente, pero creemos que es viable tener un déficit primario que no supere el 3%. Incluso con estas sobreestimaciones, se pueden tomar ciertas decisiones que nos permitan llegar a ese objetivo, sin necesidad de mantenernos en ese esquema anterior. Por ejemplo, en la tasa aduanera hay sobreestimación y hay otros temas que los haremos públicos más adelante.

Más bien parecía que la tasa estaba subestimada, pues los empresarios se quejaban de que podría ser mucho más de lo calculado.

Eso fue al principio. Ahora vemos que hasta abril tenemos recaudado $ 27 millones cuando lo que se proyectó hasta final de año eran $ 300 millones. De ninguna manera se llegaría a esa cifra.

¿Cómo se bajará el gasto fiscal? Hay nerviosismo del tema despidos en sector público o retiro de subsidios…

Lo primero que hay que poner en claro es que el gasto social no se va a ver afectado. Este año se proyecta una reducción de $ 1.000 millones, pero en el gasto de capital hay espacio para hacer el ajuste.

En la ley vuelven “los fonditos” que fueron eliminados por el anterior Gobierno, ¿cuál es la razón?

La evidencia a nivel mundial muestra que los fondos sirven para enfrentar shocksexternos. Es importante tener los fondos para hacer política contracíclica. Además nos parece que hay que blindar los programas sociales. Nos hace bien como sociedad saber que tenemos un contingente para shocks y para temas sociales.

¿En cuántos años se tendrá esa capacidad de ahorro?

Todo dependerá del comportamiento de los precios mismos del petróleo y de cuán rápido podamos llegar al equilibrio primario. El objetivo establecido es tres años, si llegamos antes sería mejor.

El ministro de Hidrocarburos ha dicho que hubo en el año $ 1.000 millones extras por petróleo pero dijo que Finanzas sabe a dónde se fue ese dinero. ¿A dónde fue?

Este es un tema que aún necesita aclararse. No vemos que esos recursos estén llegando a Finanzas. Esa es la realidad que estamos viviendo. Hay la disposición de hacer un informe conjunto, pero previamente se ve que hay recursos comprometidos con ventas anticipadas o la importación de derivados.

¿Cuándo va a visitar a los multilaterales, estaba previsto el 28 de mayo? ¿Qué vamos a plantear?

Hemos definido que lo ideal es tener todas las cifras para poder ir a conversar. Aún no las tenemos por ello hemos diferido y a partir del 11 de junio viajaré. Queremos establecer un canal de comunicación, ya que ha estado debilitado. Llevarles las cifras, nuestras expectativas, transparentar el estado de situación del país, para en un futuro poder acceder a financiamiento de manera ágil, como corresponde.

¿Permitirá al FMI publicar el artículo IV de la anterior revisión que el anterior Gobierno impidió?

Yo diría que veamos hacia adelante. El 20 de junio el FMI vendrá al país y con esa misión vamos a diseñar el artículo IV. Lo del anterior debo hacer una consulta legal, pero lo que me corresponde es el actual.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *