REMODELACIÓN DEL COLISEO VOLTAIRE PALADINES POLO TAMBÍEN SERA EN SU PARTE EXTERIOR.

Fue, desde su inauguración el 30 de mayo de 1963, uno de los escenarios deportivos más importantes de Guayaquil. Albergó los inolvidables torneos interprovinciales de básquet protagonizados por clubes hoy desaparecidos o que vegetan sin realizar ninguna actividad, como Athletic, Emelec, Nueve de Octubre, Uruguay, Banco Central, Ajae, Liga Deportiva Estudiantil, entre otros.

También se jugaron en el coliseo Voltaire Paladines Polo varias series de Copa Davis, en tenis; por su cancha pasaron los Trotamundos de Harlem; se realizó un Sudamericano de Básquet en 1989; y, en boxeo profesional, fue sede de la única pelea de título mundial cumplida en la ciudad (1977), entre el campeón ligero júnior de la Asociación Mundial de Boxeo, el boricua Samuel Sammy Serrano, y el retador ecuatoriano Miguel Herrera.

Pero en las últimas dos décadas las sucesivas administraciones de Fedeguayas maltrataron y abandonaron el simbólico inmueble. No hubo los cuidados respectivos de las instalaciones, usadas básicamente para actividades religiosas, políticas y artísticas.

Ese maltrato al Voltaire Paladines Polo, y a otros escenarios de Fedeguayas, generó el cese de la administración de Pierina Correa en enero del 2019. Hoy el inmueble ya fue sometido a una primera etapa de reconstrucción, y la segunda incluirá mejoras en la zona externa, dijo Roberto Ibáñez, presidente de la Fedeguayas.

El directivo dijo que se busca financiamiento a través de un préstamo. “Está muy lindo por dentro, pero se lo ve con aspecto viejo por fuera, y eso no se soluciona solo pintando la fachada, hay que darle un diseño muy diferente”, opinó.

Ibáñez anunció que cerca de fin de año se realizará el Campeonato Nacional de Patinaje Artístico, un torneo de destrezas y de 3×3 de básquet. Y “para comienzos del 2021, el Campeonato Panamericano de Patinaje Artístico, el Open y la Copa Panamericana de Judo, y, es posible, algunas fechas de la Liga Nacional de Básquet; estamos conversando con la gente de fútbol sala, que quieren jugar la final ahí”, agregó.

El costo de la remodelación del Voltaire Paladines Polo fue de $ 233.286,10 en su primera etapa. Se rehabilitaron los asientos de la zona de general, se instalaron nuevos baños, hubo arreglos de camerinos, se adecentaron las salas vip, los accesos principales y se delimitó la zona de bares.

“Los recursos los entregó la Secretaría del Deporte. Hubo otros arreglos que no estaban en el presupuesto y nos tocó utilizar los recursos de infraestructura que existen para todos los años”, dijo Ibánez.

Consultado sobre el uso del escenario para evitar su deterioro, Ibáñez indicó: “No podemos darnos el lujo de no hacer conciertos, porque ese es un ingreso de autogestión muy importante. El problema de los conciertos fue la falta de protocolos de seguridad de los escenarios, y aparte, de los recursos que generaban nunca se sacó un porcentaje para mantenimiento. Hemos dispuesto que el 50 % que ingrese por alquiler se reinvierta en su mantenimiento y vamos a precautelar el cuidado del escenario durante los conciertos”.

El directivo aclaró, eso sí, que siempre tendrán prioridad los eventos deportivos. La última vez que hubo básquet oficial en el coliseo fue en 2008, y según Ibáñez, dependerá de los dirigentes organizar torneos nacionales o internacionales en el Voltaire Paladines.

FUENTE: DIARIO EL UNIVERSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *