Raúl Ledesma dice que gobierno destaca contratos, trabajadores los impugnarán

Quito –

Unos 50.000 contratos en un año aspira el gobierno de Lenín Moreno a que se puedan concretar con las nuevas modalidades contractuales para los sectores bananero, florícola, acuacultura, ganadero, hotelería, construcción y pesquero.

Para flores, banano y turismo (ver cuadro), las modalidades fueron publicadas en el Registro Oficial el pasado 10 de mayo, pero emitidas por acuerdo ministerial un mes antes.

“Hemos tenido varias proyecciones, pero esperamos que (sean) no menos de 5.000, 6.000 contratos al menos por actividad, llegar al menos a 50.000 contratos en un año…”, calculó el ministro del Trabajo, Raúl Ledesma.

Negó que se pueda generar tercerización laboral, ya que todas las modalidades son “bilaterales y directas”. Para evitar ello y la migración de contratos –dijo– hay un sistema de alertas inmediatas en esa secretaría de Estado.

“En el momento en que usted ingresa la cédula del empleado y si ha estado trabajando en esa compañía anteriormente y ha estado enrolado, digamos una semana atrás, inmediatamente va a saltar una alerta que va a permitir verificar que ha habido una migración laboral”, explicó a modo de ejemplo.

Además habrá observación y control con el apoyo de organizaciones sindicales, entre ellas, la Central Única de Trabajadores (CUT), afín al régimen.

Con las nuevas modalidades, dijo Ledesma, se busca fortalecer las actividades de exportación, generar nuevas plazas de trabajo y regularizar ciertas actividades extraordinarias dentro de actividades ordinarias. Puso como ejemplo la realización de eventos en hotelería, la informalidad en el sector agrícola o en las tiendas. En esos sectores –adujo– hay trabajo pero está precarizado, pues no hay beneficios sociales.

El sector turístico cree que es una buena medida. Holbach Muñetón, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador, estimó que podría incrementarse la mano de obra en un 30%, pues argumenta que antes, por ejemplo, no se podía contratar personal solamente para un evento especial sino que la contratación debía ser al menos por un año.

Eduardo Ledesma, director de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (ANBE), afirmó que ya se están aplicando y que no se usan otras que hay en el Código del Trabajo porque no se ajustan a la realidad de trabajos parciales, por ejemplo, para los pequeños productores que no tienen más que un día de corte.

“Pueden contratar a una cuadrilla pagándoles todos los beneficios de ley de tal suerte que esa cuadrilla que trabaja en una empresa, un día a la semana y mañana va a trabajar en otra empresa, va a estar afiliada y gozar de todos los beneficios sociales”, adujo el empresario.

Para José Villavicencio, presidente del Frente Unitario de Trabajo (FUT), con las nuevas modalidades se reforma, en la práctica, el Código del Trabajo, pero habría sido mejor aplicar los contratos ya existentes.

Si es que se quería establecer nuevos tipos, aseguró Villavicencio, se debe esperar la aprobación de una nueva norma.

“Los trabajadores tienen un porcentaje de incremento de no menos del 15% todos los días en estas modalidades. Todos los beneficios de ley, aportación al Seguro Social, décimo tercero, décimo cuarto, vacaciones”, expresó el ministro.

Mientras, el Gobierno hará una evaluación técnica de un trimestre de esas primeras modalidades contractuales para poder continuar con otras que serían comunicación, minería, transporte público y privado.

Organizaciones laborales lideradas por el FUT presentarán una demanda de inconstitucionalidad si no se modifican porque, dijo Villavicencio, permiten la intermediación laboral y la Constitución de Montecristi lo prohíbe.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *