Quince días durará la visita del Fondo Monetario Internacional para verificar cifras

Desde ayer, y durante quince días, una misión del Fondo Monetario Internacional(FMI) verificará cifras y obtendrá criterios de representantes del sector público, privado, expertos económicos y la academia a fin de realizar el informe anual sobre el “artículo cuarto” del compromiso entre el organismo y los estados miembros. Este le da potestad para conocer y analizar sus cifras.

Esta es la tercera visita del FMI al país desde 2015 y la segunda en este Gobierno. La primera en la era de Moreno se dio en noviembre del año pasado. Recientemente, el ministro de Economía, Richard Martínez, se reunió con personeros del multilateral en Washington.

Según Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal y uno de los expertos con los cuales se reunirá el FMI, el organismo verificará las cifras que manejan el Banco Central del Ecuador y Finanzas, y luego sacará sus propias conclusiones e incluso podría dar recomendaciones.

Estima que si el Gobierno da muestras de correcciones en la política económica, como la rebaja del gasto público, un mejor ambiente para inversiones y la aprobación de la Ley de Fomento Productivo en la Asamblea, podrían lograr que el FMI dé un aval al país. Esto permitiría a su vez bajar el riesgo país y por ende acceder a nuevo endeudamiento en condiciones más convenientes.

Según Carrera, el Gobierno sí ha dado señales positivas, como establecer una meta de gasto, incluir en la Ley reglas macrofiscales para la deuda e impedir que el BCE continúe entregando dineros a Finanzas, y los incentivos para inversión.

Para Mauricio Pozo, experto con quien también se reunirá el FMI, la llegada de la misión es positiva porque demuestra la apertura del Gobierno para iniciar conversaciones.

Explicó que esta podría ser una antesala para un acuerdo que implique un programa económico acordado con el FMI que le permita al país acceder a unos $ 3.000 millones, en condiciones más favorables que los préstamos chinos, ventas anticipadas o incluso bonos.

Entre el 2007 y el 2014, la relación del Gobierno con el FMI fue tirante. Rafael Correa cerró la oficina que el organismo tenía en el Central. Luego de ello cesó la actividad del FMI.

En 2015 se publicó el último reporte del artículo cuarto, ya que en 2016, pese a haberse realizado la tarea, el Gobierno no dio consentimiento para que se hacerlo público.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *