PUTIN ASEGURA QUE NO HAY NADA DELICTIVO EN LOS SOSPECHOSOS DE ATENTAR CONTRA SKRIPAL.

El presidente asegura que Rusia ha localizado y supervisado el comportamiento de los dos hombres señalados por Reino Unido.

El presidente ruso Vladímir Putin ha señalado este miércoles que Rusia ha localizado a los dos hombres acusado por la Fiscalía británica de haber atentado el pasado marzo en la localidad inglesa de Salisbury con el agente nervioso de fabricación militar Novichok contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia. Putin ha realizado estas declaraciones durante la celebración del Foro Económico del Este en la ciudad rusa de Vladivostok. El presidente ha añadido además que Rusia ha comprobado las actividades de los dos hombres, que Reino Unido identifica con los alias de Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, y que no hay “nada delictivo” en ellos. Putin espera además que “por el bien de todos”, los dos hombres puedan “contar al mundo su historia”.

“Por supuesto que hemos comprobado quiénes son”, ha comentado el líder ruso, que ha asegurado que estos dos hombres, ambos civiles según Putin, acudirán “pronto” a medios de comunicación para explicar su versión de los hechos. El presidente contradice con sus declaraciones a las autoridades británicas que habían sugerido que tras los alias de Petrov y Boshirov se encontraban dos funcionarios de la inteligencia militar rusa.

Skripal y su hija Yulia fueron víctimas el pasado 4 de marzo de “una tentativa de asesinato por la administración de un agente nervioso”, según declaró entonces el jefe de la policía antiterrorista británica, Mark Rowley. Padre e hija habían sido localizados sobre un banco, convalecientes, de un centro comercial de Salisbury.

Unos meses más tarde, en julio, Down Sturgess y su pareja Charlie Rowley cayeron gravemente enfermos tras haber estado expuesto ante el mismo agente nervioso, a solo 13 kilómetros de Salisbury. Sturgess falleció poco después del incidente. La pareja había entrado en contacto con la sustancia después de que Rowley encontrara una botella falsificada de un conocido perfume que contenía Novichov.

Tras pasar 13 años en prisión por colaborar con el servicio de inteligencia británico, Skripal, militar ruso con rango de coronel, fue liberado en un intercambio de espías entre Rusia y Estados Unidos en 2010, y trasladado a Reino Unido, donde durante los últimos años mantuvo un perfil bajo.

Reino Unido señaló abiertamente a los pocos días del envenenamiento que el Kremlin se hallaba detrás del grave incidente, y dictó la expulsión de 23 diplomáticos rusos de territorio británico. Putin respondió de idéntica manera y expulsó al mismo número de altos cargos, además de decretar el cierre del consulado de San Petersburgo y la suspensión de las actividades del British Council, institución que divulga el idioma y la cultura británica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *