Pronobis avanza ya en la edificación de Arawa

Arawa, el primer edificio de departamentos del complejo habitacional Karibao, ubicado entre Engabao y Playas (Guayas), empezó a edificarse ayer, con una inversión de $ 30 millones, inmediatamente después de que Isabel Noboa, presidenta ejecutiva de Pronobis, junto con el director ejecutivo, Andrés Casal, colocaran la primera piedra.

“Karibao tomó su tiempo, el que en verdad necesitaba para cocinarse y dejarlo a punto”, mencionó Noboa, al señalar que el proyecto se inició en el 2013, pero por factores externos empezó su edificación hasta ahora.

Lo hizo en presencia de clientes de la inmobiliaria, autoridades del cantón Playas y de la comuna de Engabao, a quienes también señaló que se invirtieron $ 10 millones adicionales para habilitar servicios.

Arawa, que estaría listo en 24 meses, forma parte de la primera macrofase de Karibao, que será edificado en una superficie de 52 hectáreas.

Junto al edificio, que tendrá 16 pisos con unos 38 departamentos, se construirá una laguna artificial de alrededor de 3 hectáreas, la más grande del país, según Noboa, cuya edificación estará a cargo de la empresa chilena Crystal Lagoons.

Dentro de esta fase además se construirá Karibao Playa, una urbanización de 92 lotes unifamiliares que estaría lista para junio próximo.

La segunda fase del complejo será una urbanización de baja y mediana densidad y prevén que el desarrollo de todo el plan, cuya inversión bordea los $ 300 millones, se vea concretado dentro de 8 a 10 años.

Sin embargo, para Noboa, el entorno urbanístico no representa el factor más importante del proyecto, sino el entorno natural y el de las personas.

Por esto, la presidenta ejecutiva de Pronobis, aseguró que en el complejo los vehículos serán solo utilizados para recorridos imprescindibles o para salir de la urbanización, tras señalar que a la empresa, al igual que a los comuneros de Engabao, les interesa impactar con el proyecto positivamente el sector.

Añadió que se firmó un convenio con los comuneros para fomentar su desarrollo con fuentes de trabajo asociadas a la construcción del complejo; y luego que ya esté operativo capacitarlos, para que ofrezcan servicios y mantenimiento de muebles inmuebles.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *