Primer encuentro en dos años entre líderes rivales de la guerra en Sudán del Sur

Por primera vez en casi dos años, el presidente sursudanés Salva Kiir y el jefe rebelde Riek Machar deben reunirse el miércoles en Adís Abeba para intentar relanzar el proceso de paz en un país azotado por la guerra civil desde 2013.

El encuentro, si efectivamente se celebra, habrá sido posible gracias a la presión ejercida sobre los dos hombres por la comunidad internacional, hastiada de una guerra que dejó decenas de miles de muertos, casi cuatro millones de desplazados y provocó una grave crisis humanitaria.

Kiir y Machar fueron invitados a Adís Abeba por el nuevo primer ministro etíope Abiy Ahmed, que preside la organización regional Igad (Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo), que actúa desde hace tiempo, aunque de momento sin resultados, para reactivar el proceso de paz.

La idea de este encuentro había sido avanzada durante la última ronda de negociaciones, supervisadas por el Igad, en Adís Abeba en mayo.

Abiy Ahmed “llamará a ambos responsables a reducir sus divergencias y trabajar en la pacificación de Sudán del Sur y a aliviar la carga de la muerte y del desarraigo para los sursudaneses”, declaró a la AFP Meles Alem, portavoz del ministerio etíope de Relaciones Exteriores.

La participación del presidente Kiir fue confirmada por el embajador de Sudán del Sur en Etiopía, James Pitia Morgan. Manasseh Zindo, un alto cargo del SPLM-IO, el movimiento dirigido por Machar, también dijo a la AFP que este, que vive en Sudáfrica, debía llegar el martes o el miércoles a la capital etíope.

Este encuentro entre los dos enemigos jurados será el primero desde los intensos combates que sacudieron la capital de Sudán del Sur, Juba, en julio de 2016.

Estos enfrentamientos entre las fuerzas de Kiir y Machar significaron el fracaso de un acuerdo de paz concluido en agosto de 2015 que había permitido a Machar recuperar el puesto de vicepresidente y regresar a Juba.

La guerra civil estalló dos años y medio después de que el país obtuviera su independencia de Sudán en junio de 2011. Kiir, de la etnia dinka, acusó a su ex vice presidente Machar, de la etnia nuer, de fomentar un golpe de Estado.

Fuente: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *