PRESIDENTE LENÍN MORENO RECIBIÓ A MILITARES AFECTADOS DURANTE PROTESTAS EN ECUADOR.

El intento de golpe de Estado, el no uso de armas letales y el respeto a los derechos humanos durante las movilizaciones del 3 al 13 de octubre fueron las ideas que reafirmó el presidente Lenín Moreno, a propósito de la reunión que mantuvo con varios militares afectados en Carondelet.

“Las Fuerzas Armadas, que siempre son un remanso de paz en el cual se respalda cada uno de nuestros ciudadanos, supo actuar como debía en ese momento. Ustedes recibieron la disposición de respetar los derechos humanos, de no usar armamento letal, a pesar de que fueron objeto de emboscadas, de secuestros, agresiones físicas: una violencia inusitada nunca antes vista en el territorio ecuatoriano”, expresó el presidente Moreno.

En las últimas protestas, 255 militares fueron retenidos y 80 heridos. Además, el valor del material militar destruido rebasa los $9 millones, entre vehículos quemados, cascos, chalecos, máscaras antigás, escudos, toletes, trajes antimotines, y otros.

Al acto asistieron decenas de militares provenientes de varias provincias del país, algunos contaron su experiencia de retenciones y maltrato.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, dijo que los militares actuaron con disciplina, coraje y cohesión: “(Presidente Moreno) siga permanentemente pensando en el país, en la democracia, en el orden constituido, porque mientras existan las Fuerzas Armadas habrá futuro y prosperidad para la nación ecuatoriana”.

Días atrás, el mandatario recibió a los policías que fueron afectados en las manifestaciones. Varios acudieron a organismos de derechos humanos a dar sus testimonios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *