PRESIDENTE DEL PSG FUE INTERROGADO POR CASO DE CORRUPCIÓN.

El presidente catarí del Paris Saint-GermainNasser Al-Khelaifi, fue interrogado el pasado miércoles por los jueces de París que investigan presuntos hechos de corrupción en el marco de la adjudicación a Catar del Mundial de Atletismo, informaron a la agencia AFPfuentes cercanas al caso.

Nasser Al-Khelaifi declaró bajo el estatuto de “testigo asistido”, lo que significa que en esta etapa no está inculpado en este caso judicial abierto por “corrupción activa”, que también tiene como objetivo investigar las condiciones de atribución de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 y Río-2016.

Los magistrados cuestionan dos pagos por un total de 3,5 millones de dólares realizados en el otoño de 2011 por la empresa Oryx Qatar Sports Investment, propiedad de Nasser Al-Khelaifi y su hermano Khalid, a favor de una compañía de mercadeo deportivo encabezada por Papa Massata Diack, cuyo padre Lamine Diack fue presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y también un antiguo e influyente miembro del COI.

En ese momento, Doha tenía como objetivo ser sede el Campeonato Mundial de Atletismo 2017, organizados por la IAAF.
Como poderoso asesor de marketing de la IAAF hasta 2014, Papa Massata Diack, apodado en los medios de comunicación “PMD”, está en medio de varios casos de corrupción deportiva y es solicitado por la justicia francesa.

La primera transferencia se realizó el 13 de octubre de 2011 y la segunda el 7 de noviembre de 2011, cuatro días antes de la votación de la IAAF. Finalmente fue Londres la ciudad elegida y que había ingresado en la carrera por esta adjudicación después de la capital catarí.

Sin embargo, tres años después, Doha obtenía la organización de los campeonatos de atletismo que se realizarán entre el 27 de septiembre y 6 de octubre de este año.

Estos pagos se incluyeron en un memorando de entendimiento con la compañía de “PMD”, en el que Oryx Qatar Sports Investment se comprometió a comprar derechos de patrocinio y derechos de TV por 32,6 millones de dólares, pero con la condición de que Doha se adjudicara el Mundial de 2017, según una fuente cercana al caso.

Este contrato estipulaba que los pagos efectuados antes de la decisión de la IAAF del 11 de noviembre de 2011 eran “no reembolsables”.

Oryx Qatar Sports Investment está separado del fondo soberano catarí Qatar Sports Investment, propietario del PSG.

Ante los jueces, el empresario que niega haber cometido cualquier hecho de corrupción, dijo que se había enterado de las dos transferencias recientemente, según los elementos de su interrogatorio a los que accedió AFP.

En Suiza, el dirigente del canal BeIN Sports también está en la mira de una investigación por corrupción relativa a la atribución de los derechos de transmisión para dos Mundiales de fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *