Pineda se perfila como la primera alcaldesa de Loja

La educadora señala que una de sus primeras labores será poner fin, de manera unilateral, al convenio con la empresa que maneja las fotomultas, además abrir diálogos con la ciudadanía. Con 37 años de docencia (ahora jubilada) y dos veces electa concejal, Piedad Pineda aspira a convertirse en la próxima alcaldesa del cantón Loja, tras la revocatoria de Bolívar “Chato” Castillo.

Dice que ejercerá una administración bajo el diálogo con todos los sectores, pero también con decisiones firmes para evitar que un cierto sector de la población haga “lo que a bien tengan”.

¿Cómo tomó la revocatoria del alcalde Castillo?

Pues lo he tomado de cierta forma con sorpresa. Yo creí que el “no”, en la revocatoria iba a ganar, mas en la práctica no se han dado así las cosas; ahora tenemos que respetar y acatar la decisión.

En este momento estamos esperando que se haga la notificación por parte del Consejo Electoral al señor alcalde y luego de ello haremos la entrega-recepción.

¿Qué tiempo tomará este proceso?

Nos han indicado, de manera extraoficial, que este 2 de julio se hará la notificación, hasta tanto el Alcalde está en su despacho y yo estoy en reuniones con directores departamentales. El 9 de julio habrá un pronunciamiento del Tribunal de lo Contencioso sobre su nombramiento.

¿Qué espera usted del mismo?

El tema de la vicealcaldía está judicializado, ya que se planteó una demanda después de que se me nombró vicealcaldesa. De cierta forma, el mismo es una ambición al poder, o el tratar de llegar a la alcaldía, y el 9 de julio el Tribunal tomará cualquier decisión, la misma que tiene que ser apelada, por cualquiera de las partes y luego irá a una nueva instancia para determinar la situación.

Yo acataré lo que digan los jueces. Si el veredicto no le favorece, ¿cuál sería el camino para posesionarse como alcaldesa? Debería asumir la alcaldía hasta que se agoten todas las instancias, después de eso, si me toca retirarme lo haré y asumiría el licenciado Franco Quezada, ya que él fue vicealcalde y es la persona que hace la demanda y es el que aspira a llegar a la alcaldía.

¿Cómo evalúa el trabajo del alcalde Castillo?

Para mí ha sido una administración llena de buenas intenciones. Una administración con un trabajo impresionante e incansable, ya que se ha trabajado mucho en el cumplimiento del plan de desarrollo “Loja Siglo XXI” que fue debidamente socializado con todos los barrios del cantón Loja.

El señor alcalde con el afán de cumplir con el sueño e ideal de convertir a Loja en una ciudad modelo de éxito administrativo, quizá se  equivocó y a la gente no le ha gustado. El ejercicio del poder no es nada fácil porque al hacer una obra que beneficie a una gran cantidad de personas, también se perjudica a otras. El alcalde Castillo dice que podría ir a una reelección, ¿lo acompañaría en ese proceso? No. Pienso que todo tiene su tiempo y su momento. Lo he acompañado en dos procesos electorales, donde fui concejal del cantón Loja, entre el 2000 y 2004, con una votación muy alta y en la segunda ocasión me volvió a insistir y también logré el cargo de concejal.

Soy una maestra jubilada y ha sido un honor poderlo acompañar al doctor Castillo en todo este ideal de transformación. Es el momento de retirarme y que nuevas personas asuman estos retos. El ejercicio del poder es sumamente complejo, la gente, no en su gran mayoría, quiere hacer lo que a bien tiene: quieren irrespetar la ley, quieren hacer lo que les da la gana, como se dice comúnmente y eso una autoridad no puede permitir.

¿Es decir se retira de la política?

Por el momento tengo otros intereses de tipo familiar y personal, me dedicaría a eso y trataré de hacer lo mejor posible en este corto período que a mí me corresponde estar frente a la alcaldía. ¿Actuará con la misma fuerza que lo hizo el doctor Castillo? Sí, pero con un estilo completamente diferente.

Tengo formación social, formación humanista, tengo bien claro el tema de la Constitución, de la inclusión, de la democracia, habrá que respetar mucho a los ciudadanos, pero también habrá que exigir, controlar y sancionar cuando corresponda hacerlo.

No porque llegue una mujer a la alcaldía se puede hacer lo que a bien tengan, hay que cumplir con la responsabilidad, utilizaré los medios de comunicación para una labor de educación ciudadana y persuasiva todos los días. La gente tiene que terminar entendiendo que todos juntos construimos una ciudad.

¿Abrirá el diálogo con los sectores opuestos a la administración del Dr. Castillo?

No tengo ningún problema, estoy enteramente abierta con todos los sectores, políticos y sociales, para conversar y llegar a acuerdos, para pedir cooperación y lograr que haya un ambiente diferente, ya que hay mucha gente resentida.

¿Cómo manejará el tema de las fotomultas?

Ha sido el inicio de los problemas; tengo que reunirme con los abogados para analizar el tema y ver qué salida le damos, pero estoy de acuerdo en que le pongamos fin a esta temática que realmente salió mal con el señor extranjero con quien firmamos un convenio e hizo caso omiso. Para él es como si hubiera firmado el documento con el Consejo Nacional de Tránsito (CNT), mas no con el Municipio.

Cuando se firma un convenio es ley para las partes, pero él ha incumplido. ¿Pedirá la terminación del contrato? Sí, en ese empeño y en ese afán me encuentro, ojalá que se den las condiciones y finiquitemos el tema.

Fuente: eltelegrafo.com.ec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *