PEDERNALES ESPERA POR UN NUEVO CONTRATO PARA ANHELADO HOSPITAL.

En 15 días se espera retomar el proceso de contratación de la construcción del hospital de Pedernales, de 30 camas, según Xavier Santos, gobernador de Manabí. Esto luego de que el Gobierno anunciara la terminación unilateral con la firma mexicana Tippmann S.A., que se adjudicó esa obra en julio pasado con el Servicio de Contratación de Obras (Secob) por  $ 15,7 millones.

Iván Granda, titular de la Secretaría Anticorrupción,  denunció en rueda de prensa que la firma mexicana entregó garantías falsas para la adjudicación de la obra. 

Tippmann entregó al Secob el certificado de emisión de dos pólizas (por buen anticipo y fiel cumplimiento del contrato) por $ 7,8 millones y  $ 789.008, suscritas a través de la Cooperativa de Ahorros y Préstamos Pastaza, en agosto pasado.

Pero esa entidad financiera, con sede en Puyo, notificó el 4 de septiembre a Lelia Valdiviezo, coordinadora zonal 4 del Secob: “Una vez verificada la base de datos, Tippmann S.A. no es socia o cliente de nuestra institución, por lo cual no ha adquirido ninguno de nuestros productos o servicios”.

Ante ello Valdiviezo, en un oficio fechado el mismo día de la respuesta de la Cooperativa de Pastaza, y dirigido a René Tamayo, titular del Secob a nivel nacional, le sugirió que “se deje sin efecto la solicitud de pago de anticipo de contrato”.

Granda, titular de la Secretaría Anticorrupción, indicó que el lunes pasado presentaron una denuncia a la Fiscalía para que investiguen el caso y se detenga a quienes entregaron las garantías falsas.

Xavier Arzube Martillo, apoderado de la empresa mexicana domiciliada en Guayaquil, delegó la entrevista con este Diario a uno de sus asesores, quien sostuvo que el lunes 16 ellos también denunciaron a la Fiscalía a Mario Díaz,  por estafa, quien se habría identificado como agente de la Cooperativa y a quien afirmaron haber pagado  $ 10.000.

“Nosotros notificamos al Secob (el lunes) sobre la denuncia y en 48 horas entregamos nuevas pólizas con un nuevo seguro”, señaló el vocero del apoderado, quien agregó que hasta el viernes no habían sido notificados de la terminación unilateral, a la que aseguró responderán con su defensa, como lo establece la Ley de Contratación Pública.

En tanto, el gobernador manabita, Xavier Santos, sostuvo que no se entregó el anticipo a la mexicana. “Esperamos que en 15 días, más o menos, estén retomando el proceso de contratación, estaríamos poniendo la primera piedra en diciembre, una vez seleccionada la empresa”, declaró Santos.

Juan Carlos Guerra, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Manabí y quien semanas atrás denunció las presuntas irregularidades en la contratación de la mexicana, aseguró que el Estado demoró en realizar el anuncio, cuando las pruebas de anomalías se tuvieron a inicios de este mes.

“Lamentablemente hay cosas que el Secob y el Sercop dejaron pasar desde el inicio, ahora emitimos una comunicación a Iván Granda sobre (otras) irregularidades –no especificó cuáles–”, dijo Guerra.

Ricardina Puertas, activista del colectivo Prohospital, criticó: “Entregar garantías falsas es decirles a Pedernales no le vamos a hacer la obra”.

Proveedor por $ 4 millones, con bajos ingresos

Por $ 4,7 millones, la empresa mexicana Tippmann se comprometió a subcontratar a la empresa Armasaconstruck S.A. para la construcción del hospital de Pedernales, en Manabí, obra adjudicada por el Servicio de Contratación de Obras (Secob) en julio pasado por $ 15,7 millones, según el proceso de contratación.

Armasaconstruck, creada en 2015 en Pedernales y con sede también en Guayaquil, se encargaría de cumplir 17 rubros, como el relleno, excavación y de proveer hormigón, acero, entre otros materiales.

Las socias y administradoras de esta empresa son Antonia Ganchozo y Viviana Aveiga, ambas manabitas de 26 y 27 años. Este Diario envió una solicitud de entrevista al correo de esta compañía, pero no respondieron. Los números telefónicos están equivocados.

Esta firma registró en 2017 ingresos por $ 186.000. En 2015 y 2016 no reportó ingresos y aún no presenta los balances del año pasado.

En Guayaquil, la empresa registra dos sedes, en Los Esteros y en Sauces 2. En la primera dirección vive Betsy Zambrano hace 37 años, quien afirmó: “Aquí no queda ninguna empresa”. Mientras, en Sauces 2 hay una vivienda con tres departamentos arrendados. Uno de los inquilinos comentó: “Aquí llegan notificaciones bancarias y del SRI para esa empresa y los dueños cuando vienen a cobrar se llevan eso”.

Xavier Arzube Martillo, apoderado de la firma mexicana, no especificó por qué eligieron a Armasaconstruck, se refirió en general a los subcontratistas. “Se los seleccionó por su ubicación (Pedernales) con el compromiso previo de adquirir sus bienes y servicios en caso de que seamos adjudicados…, al ser un proveedor de maquinaria y equipos la decisión no requiere de mayor análisis”, dijo Arzube, quien entre 2012 y este año laboró como vendedor en cuatro empresas.

“La oficina está cerrada, ya no está abierta hace más de seis meses”, dijo un exgerente de Armasaconstruck.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *