ONU y UE alerta contra un desastre humanitario en Idlib en Siria

El enviado de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, urgió este martes a la comunidad internacional a prevenir un nuevo desastre humanitario en el bastión rebelde de Idlib, posiblemente el próximo objetivo del régimen de Damasco.

“Nos preocupaba y nos sigue preocupando desde un punto de vista humanitario Idlib, ya que Idlib es el nuevo gran reto: 2,5 millones de personas”, indicó De Mistura durante una rueda de prensa conjunta con la representante de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en Bruselas.

“Y evidentemente no podemos creernos que todos son terroristas. Hay mujeres, niños, civiles”, agregó el responsable de la ONU durante una rueda de prensa en el marco de una conferencia de donantes sobre el futuro de Siria.

La provincia de Idlib, fronteriza con Turquía, está en parte en manos del grupo yihadista Tahrir al Sham, en el que predomina la otrora rama siria de Al Qaida.

Muchos rebeldes y sus familias partieron recientemente a esta provincia desde Guta Oriental, cerca de Damasco, un ex enclave rebelde en Siria reconquistado por el régimen y escenario de un presunto ataque químico en abril.

De Mistura deseó así que “Idlib no se convierta en el nuevo Alepo, o en la nueva Guta Oriental, porque las dimensiones son completamente diferentes”, visto el tamaño de esta provincia.

La conferencia de donantes de Bruselas también tiene como objetivo impulsar las negociaciones política en Ginebra, bajo los auspicios de la ONU y hasta ahora infructuosas.

Mogherini y el enviado de la ONU llamaron así a Rusia, Irán y Turquía -involucrados por su parte en el proceso de negociación de Astaná- a hacer mucho más para alcanzar un alto el fuego en Siria.

“El mensaje principal es que Siria no es un juego de ajedrez, no es un juego geopolítico”, lamentó la jefa de la diplomacia europea.

La guerra en Siria comenzó en marzo de 2011 con la represión de las manifestaciones prodemocracia, y fue volviéndose más compleja con el paso del tiempo, a medida que entraron nuevos actores.

En siete años ha dejado más de 350.000 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), y millones de desplazados y refugiados.

Fuente: AFP 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *