ODEBRECHT BUSCA ACUERDO Y PAGO DE MULTA A ECUADOR POR SOBORNOS.

El principal objetivo del gerente general de Odebrecht, Gibrán Loor (47 años), es lograr un acuerdo integral de reparación con Ecuador, para pagar una multa por el escándalo de los sobornos y retomar sus operaciones en Ecuador. Machaleño con 25 años en la constructora, Loor confirmó que la Fiscalía firmó un acuerdo de cooperación con Odebrecht en mayo de 2017, por el cual existen nueve relatos sobre hechos ilícitos.

La semana pasada la fiscal Ruth Palacios estuvo en Brasil y se reunió con ejecutivos de Odebrecht, ¿se firmó un acuerdo para entrega de información?

Yo también estuve ahí. Sigue vigente el único que existe: el acuerdo de cooperación firmado en mayo del 2017. En ese documento, Odebrecht se comprometió a entregar todas las informaciones relacionadas con el caso Lava Jato en Ecuador, a través del cooperador eficaz, básicamente José Santos.

¿Quiénes lo firmaron?

El fiscal de Ecuador, Carlos Baca Mancheno, y el apoderado especial de Odebrecht en Brasil, Rodrigo Maluf Cardoso.

¿Cuáles son los términos?

Hay obligaciones de ambas partes. Odebrecht se comprometió a entregar a la Fiscalía toda la información, pruebas, testimonios, etc., referentes a los hechos que confesaron los exejecutivos, básicamente sobornos en los últimos diez años.

Siempre se ha hablado de un acuerdo con el Ministerio Público de Brasil, o Procuraduría, no con Odebrecht.

Creo que ha faltado explicar mejor. Como parte del acuerdo, la Fiscalía de Ecuador tenía ciertas limitaciones, las pruebas entregadas por Odebrecht debían usarse específicamente para el delito con el que se había abierto el expediente, por ejemplo, asociación ilícita o concusión. Pero si luego se hace otro caso con otro delito, como lavado de activos, la Fiscalía no podía usar esa prueba. La fiscal Palacios necesitaba que el Ministerio Público de Brasil le otorgara una autorización para utilizar las pruebas en otros casos.

¿Esa condición de usar las pruebas solo en un caso fue puesta por Ecuador?

No, es la regla de juego internacional. También se exigió la protección para los delatores.

Aquí se inició con un caso de asociación ilícita y luego se fueron abriendo otros casos, pero ahora la fiscal Palacios quiere agruparlos.

Ella se dio cuenta de que los procesos estaban medios detenidos y creo que una de las causas era la limitación de uso de pruebas y ya anunció que recibió la autorización.

¿Ustedes ya entregaron toda la información?

Ya se ha dado todo y siempre se ha trabajado para entregar cualquier tipo de información a la Fiscalía, a los distintos fiscales generales, que son tres contando desde Carlos Baca.

En mayo se cumplen dos años del acuerdo.

Exacto. Todos los hechos fueron debidamente narrados, son nueve relatos con todos los sustentos que entregó José Santos, y corroborados por Luiz Mameri. En realidad, Mameri aprobó todo lo que Santos pedía. La colaboración es permanente, el fiscal Pérez Reyna nos pidió aclaración de algunas pruebas y vino el abogado de Santos. Eso sucede con todos los países con los que tenemos acuerdos.

Ese material se ha hecho público a través de la red de medios liderada por IDL Reporteros. ¿Alguna vez ustedes han visto que IDL hubiera publicado un video o un documento alterado?

No, ha sido información fidedigna. Es una organización muy seria y diría que es la que más información tiene sobre Lava Jato en América Latina.

¿Ustedes quieren llegar a un segundo acuerdo para poder trabajar en el país?

Ese es nuestro deseo y el 90% de mi agenda. Mi intención es negociar, en el buen sentido de la palabra, un acuerdo de reparación integral, que ya tenemos en Brasil, EE.UU., Suiza, Panamá, Perú, República Dominicana y Guatemala. Están pendientes Ecuador, Colombia, México, Venezuela y Argentina.

¿Cómo avanza eso?

Después del acuerdo de cooperación eficaz, Odebrecht quiere resarcir al Estado ecuatoriano por los daños morales ocasionados. Existe una metodología de cálculo para establecer una multa y aunque Ecuador no tiene una legislación específica proponemos aplicar el derecho internacional, como se ha hecho en otros países. Es lo que hemos discutido a lo largo de los últimos diez meses con el procurador general, que ya han sido tres personas.

¿Y con otras instituciones?

Con el contralor, con el Ejecutivo, vamos a reunirnos con el nuevo secretario Anticorrupción, hemos discutido con los cuatro fiscales. Esperamos que exista un consenso entre las autoridades porque todos ellos son los que deben participar en un acuerdo de esta índole.

Ahí se contempla el pago de una multa.

Tal vez lo más importante para la sociedad ecuatoriana va a ser el resarcimiento económico. Otras cosas menos tangibles son las disculpas públicas, los seminarios, etc.

Aún tienen el problema de la entrega del poliducto Pascuales Cuenca.

En ninguno de los proyectos realizados en Ecuador existen problemas técnicos, excepto en el poliducto. Pusimos una demanda contra Petroecuador, quisimos llegar a un acuerdo, pero no se pudo. Odebrecht siempre va a dar la cara.

Los ecuatorianos creen que Rafael Correa los expulsó en 2008 por los problemas de San Francisco.

Y luego nos llama y lo solucionamos. El problema fue que la ceniza volcánica del Tungurahua se depositó en el río de donde se tomaba el agua para la generación. Eso provocó el desgaste prematuro de las turbinas. El Fondo de Solidaridad, dirigido por Jorge Glas casualmente, reclamó por los daños. Les dijimos que apliquen las garantías de los equipos, pero ellos querían que Odebrecht les reconociera esa garantía. Nosotros realmente ingenuos fuimos al conflicto en lugar de ayudarlos a gestionar el cambio de las turbinas. Eso costaba unos $ 6 millones, frente a una obra que había costado cerca de $500 millones. Correa se disgustó y nos botó.

Y en el 2010 regresaron.

Claro, se cambiaron las turbinas y se acabó el problema. Según la delación de Santos fuimos extorsionados, el señor (Carlos) Pólit…, fuimos extorsionados para poder regresar. Él está prófugo, está en Estados Unidos, no va a volver nunca más.

Todos los hechos (ilícitos) fueron debidamente narrados, son nueve relatos con todos los sustentos que entregó José Conceicao Santos, y que son corroborados por Luiz Mameri”. 
Gibrán Loor, gerente general de Odebrecht en Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *