MUNICIPIO DE GUAYAQUIL EMPEZÓ LA CAMPAÑA DE DESPARACITACIÓN CON DOSIS DE IVERMECTINA.

La guayaquileña Karina Álava, residente de Sauces 2, en el norte, fue una de las primeras ciudadanas en tomarse la dosis de ivermectina en la campaña de desparasitación que ayer empezó el Municipio de Guayaquil en toda la urbe.

La alcaldesa Cynthia Viteri explicó que alcanzarán a un millón de personas con la dotación de dos tabletas de ivermectina y que todas estas entregas serán bajo vigilancia de profesionales de la salud. Se compraron 2 millones de tabletas para esta campaña en la primera fase, cada una en $0,30 centavos.

Ayer, decenas de médicos estuvieron atendiendo en el hospital móvil ubicado en los exteriores de las canchas de Sauces 2, y las 24 brigadas que también detectan los casos de COVID-19 recorrieron sus sectores para entregar las dosis.

Ellos llevaron un formulario para que cada persona lo firme y así llevar el registro y posterior seguimiento por parte de doctores municipales.

“Un doctor nuestro hará la valoración, lo medicará y le haremos un seguimiento caso por caso”, explicó Viteri mientras realizaba el recorrido.

El doctor Carlos Salvador, director de Salud del Municipio de Guayaquil, indicó que ellos de ninguna manera buscan fomentar la automedicación y que piden que las personas no usen este medicamento sin una valoración particular.

“Por eso pedimos que haya apertura, cada persona va a ser evaluada por un profesional, otra cosa es que si no lo desea, no se le puede exigir”, dijo.

Él explicó que mientras se realiza la desparasitación se analizará algún mecanismo que actúe con respecto al COVID-19 como se lo estudia en Estados Unidos y en otras partes del mundo.

Salvador explicó que en el triaje que se realiza, el médico se percata si tiene o no la enfermedad del COVID-19. “Si no está enfermo, se le da la ivermectina, pero si está con COVID-19, que de por sí es una complicación inflamatoria, creo que no se debería dar”, manifestó el profesional.

La alcaldesa explicó que también habrá ciudadanos que no puedan recibir esta medicación por su condición de salud o mujeres que están en periodo de gestación.

Ayer las diversas brigadas salieron a partir de las 08:30 a recorrer los sectores y visitar casa por casa a los pacientes. Una de las doctoras tocó la puerta de la vivienda de Karina Álava. Ella abrió y la doctora le explicó el programa. “Somos una brigada médica municipal y estamos en una campaña de desparasitación”, explicó.

Álava mostró apertura, la doctora le preguntó si era alérgica, si estaba embarazada o padecía de alguna comorbilidad; finalmente recibió las tabletas y comentó que le parece oportuna la campaña para evitar enfermarse de bacterias y virus.

Viteri indicó que el panorama en Guayaquil es complejo ante el aumento sostenido de los casos y que no se descarta que se aumenten las restricciones en los próximos días.

La alcaldesa comentó que la tasa de casos sospechosos de COVID-19 es de 12,3 por 10.000 habitantes. Y la tasa de mortalidad también subió a 8.7 personas fallecidas por el virus cada día en la urbe.

Ayer el Municipio informó que se aumentaron a 200 camas en el Hospital Bicentenario de Guayaquil y 10 más a las unidades de atención de su red, todas con dotación de oxígeno. Hace una semana eran 75, sin embargo, se han ido aumentando debido a la llegada de pacientes con cuadros leves, moderados y severos.

El doctor Iván Barreto, coordinador del Hospital Bicentenario, manifestó que en los últimos días se ha aumentado a 120 o 130 atenciones de emergencia al día.

Explicó que a los que llegan con síntomas muy leves se los revisa y se los envía al hogar con medicación para que se sigan recuperando. Mientras que a los cuadros severos los intuban y coordinan con otros centros médicos para la derivación respectiva, que en este momento se pone compleja debido a la alta demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *