MINISTRA DE GOBIERNO MARÍA PAULA ROMO: “HAY 200 PERSONAS DETENIDAS POR LOS DELITOS MÁS GRAVES COMETIDOS DURANTE LOS DISTURBIOS”.

En los disturbios registrados en el país, durante las protestas por las medidas económicas dictadas por el gobierno de Lenín Moreno, se detuvo a más de 1.300 personas, indicó esta mañana la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Además, hay unas 200 personas privadas de libertad por los delitos más graves cometido aquellos días, y hay muchas que están siendo procesadas penalmente, señaló Romo en enlace radial. Lo sucedido en días anteriores no puede quedar en la impunidad, agregó. La misma funcionaria había dicho en días anteriores que se detuvo a 57 extranjeros, entre ellos 41 venezolanos.

“Hay que actuar de dos maneras, hay que actuar en primer lugar con la fuerza pública, es decir, con información de inteligencia pero también con el peso; las cosas que sucedieron en los días anteriores no puede quedar en la impunidad, no deben quedar en la impunidad, necesitamos inteligencia, investigación, sanciones, pero por otro lado también necesitamos reconstrucción del tejido social”, indicó.

Hubo un día en que las protestas eran más tranquilas, un sector se desmovilizó y se produjo un trancón con pocas personas en una vía de circulación muy importante, en el momento que policías y militares se dirigieron hacia allá, entonces atacaron los canales de televisión en Quito, fue un ataque coordinado, estamos investigando, señaló.

La Policía y militares usaron esos días solo fuerza disuasiva no letal, es lo que corresponde al marco de la ley; en el nuevo escenario se tiene que analizar si se necesita una fuerza antimotín, antidisturbios, nunca habíamos tenido escenarios como estos, refirió.

La funcionaria indicó que se harán las valoraciones sobre la respuesta de los equipos de emergencia, sobre la respuesta en el uso de la fuerza. En relación al uso de bombas lacrimógenas en las inmediaciones de las universidades que acogieron a los indígenas, expresó que no hubo instrucción de usar ese material.

“Nunca hemos tenido que custodiar varias instalaciones públicas al mismo tiempo. Nunca hemos tenido que defender rastrillos policiales, militares, escuelas, universidades, Contraloría, Asamblea, Plaza Grande, gobernaciones, en todo el país, carreteras, agresiones a ambulancias (…) es decir, un nivel de enfrentamiento en el que no se respetó ni las mínimas reglas que en niveles altísimos de conflicto se respetan. Este es un escenario completamente ajeno a lo que la Policía o las Fuerzas Armadas o el Gobierno o sus sistemas de inteligencia han tenido que enfrentar antes…”, dijo.

Esta tarde se reúne en Guayaquil el gabinete de seguridad estratégica, presidido por el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, cuyo propósito es tener un plan mejor coordinado para un escenario como el ocurrido, pues se llegó a tener hasta 250 eventos violentos simultáneos, dijo. Así, de llegar a presentarse otra alarma de esta naturaleza, se tendrá un plan mejor coordinado, añadió.

Sobre la reconstrucción del tejido social, Romo señaló que ha conversado y discutido estos días con sus compañeros, con el alcalde de Quito, con los concejales, con quienes se tuvo oportunidad de verse esta semana, porque se necesita “comprender de mejor manera lo que ocurre en los barrios, tener alertas más certeras”.

Sobre el caso de Quito, indicó que se necesita que esté comprometido con este trabajo, pues hay unos dos mil agentes municipales, agentes de control “que no pueden simplemente decir y dar un paso atrás y pretender que el Gobierno es el responsable de todas las actividades, hay una agencia de tránsito, ellos tienen sus herramientas y sus maquinarias para despejar  las vías”.

Además, se evaluará cómo actuaron los gobernadores de cada provincia, porque en cada una ocurrió una situación distinta, dijo.

También hay valorar en los próximos días el papel que juegan las autoridades locales, como alcaldes y prefectos en un momento de crisis como el ocurrido.

Según la Defensoría del Pueblo, durante las protestas hubo ocho fallecidos y 1.340 heridos en protestas. El Ministerio de Gobierno señaló que la cifra general de personas heridas es de 1.507, de los cuales 345  son policía.

Durante la violencia desatada en esos días de manifestación, hubo pérdidas por aproximadamente 2.300 millones de dólares, según los datos preliminares. El sistema de vigilancia ECU911 tuvo un perjuicio de 214.300 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *