LIDERES INDÍGENAS SON CITADOS POR LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO POR PROTESTAS DE OCTUBRE.

Tras 67 días de haber ocurrido la retención de agentes policiales y periodistas en el interior de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), donde se encontraban reunidos líderes y bases del movimiento indígena que protestaban contra las medidas económicas de Lenín Moreno, Fiscalía avanza con la investigación previa abierta por el delito de secuestro.

Para hoy y mañana, los cabos Édison Enríquez y Carlos Haro y el sargento Emilio González, tres de los retenidos, fueron citados a rendir versión. Fiscalía busca que cuenten lo ocurrido el 10 de octubre pasado, día en que luego de acompañar una marcha indígena fueron llevados al interior de la Casa de la Cultura. En ese sitio permanecieron por horas hasta que se los dejó salir.

La denuncia apunta a dirigentes indígenas como Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena de Cotopaxi; Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie); y Mesías Tatamuez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT).

Iza fue convocado por segunda vez para dar su versión el 23 de diciembre próximo en la tarde. Tres días después, es decir el 26 de diciembre, el líder de la Conaie fue llamado por segunda ocasión.

Y el año que viene, el 6 de enero del 2020, se convocó a Tatamuez, quien aseguró que sí asistirá. Según él, ese día no existió ningún secuestro.

Además, Fiscalía ha realizado pedidos de información y recaba publicaciones de medios para periciarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *