LÍDER DE LAS FARC Y EXPRESIDENTE DE COLOMBIA ASEGURAN QUE EL 90% DE LOS GUERRILLEROS SEGUIRÁN CUMPLIENDO EL ACUERDO DE PAZ.

Luego de que Iván Márquez y otros líderes de las FARC iban a retomar la lucha armada las reacciones de figuras de la política colombiana no se hizo esperar.

El líder de las FARC, ahora partido político, Rodrigo Londoño (Timochenko) expresó que la mayoría de los desmovilizados aún apoyan la paz y seguirán con lo acordado pese a los problemas.

Carlos Antonio Lozada, senador de las FARC gracias al acuerdo, también comentó que la acción de sus compañeros era una gran equivocación y que no existe un apoyo popular para levantarse en armas.

“(Es) una desconexión con la realidad que vive el país”, dijo Lozada en una entrevista con Caracol Radio.

En tanto, el polémico expresidente de Colombia y contrario al acuerdo de paz, Álvaro Uribe comentó que nunca ha habido paz sino un ‘indulto’ y facilidades para escapar de la justicia.

El expresidente que firmó el acuerdo con las FARC, Juan Manuel Santos, señaló que hay que continuar el pacto con el 90% que sigue buscando la paz y reprimir a los desertores.

Él ha sido uno de los que piden que se respete lo acordado con la guerrilla, ya que fue el Estado el que logró la paz.

Pese a que en una consulta popular la población no estuvo de acuerdo con los términos de la paz firmada por Santos, el exmandatario hizo pequeños cambios y logró su aprobación por el Congreso en agosto de 2016.

Primeras reacciones internacionales.

También hubo reacciones de políticos de otros países. En el caso de Ecuador María Paula Romo, ministra de gobierno, dijo que lo de Márquez era un anuncio “gravísimo contra la paz y la seguridad de Colombia con efectos en Ecuador y en la región”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, repudió el anuncio de los disidentes. “La justicia debe caer sobre ellos con todo su peso. Esto es otro intento de desestabilizar al Gobierno de #Colombia y con ello a toda la región”, dijo en un tuit.

Julio Borges, representante internacional del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, dijo que la acción era una consecuencia del “antidemocrático Foro de Sao Paulo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *