Lenín Moreno confirma asesinato de tres periodistas ecuatorianos

Quito –

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, confirmó la muerte de tres ecuatorianos en manos de grupos irregulares colombianos. Lo hizo este viernes al fin del plazo de 12 horas que abrió anoche para conocer alguna prueba de vida, antes de una reacción contundente por parte de los militares de ambos países.

Moreno leyó un mensaje a todos ecuatorianos, dijo que con profundo pesar lamento informar que se han cumplidos las 12 horas y no hemos recibido información sobre la vida de ellos, por lo que confirmó el asesinato de los tres secuestrados. Además, se sabe que lamentablemente nunca tuvieron la intención de entregarlos sanos y salvos.

Declaró a alias Guacho como uno de los más buscados y han creado una recompensa de cien mil dólares por su cabeza.

El equipo periodístico de diario El Comercio, conformado por el periodista Jorge Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, había viajado a la frontera con Colombia para recabar información sobre la violencia generada en la zona por grupos armados ilegales colombianos. Se cree que fueron secuestrados el 26 de marzo por disidentes de las disueltas FARC. Ni las autoridades colombianas ni las ecuatorianas han confirmado o negado esa versión.

Hoy, grupos de familiares y amigos de los secuestrados, así como ciudadanos ecuatorianos se agolparon desde temprano en la Plaza Grande de Quito y la plaza de San Francisco en Guayaquil, donde el grito general es “Vivos se fueron, vivos los queremos”.

En la sala de Crisis del ECU911 de Quito, desde las 06:00 se reunió el gabinete del Ejecutivo, con el presidente Lenín Moreno, donde desde temprano se analizaron las pruebas recibidas desde Colombia y se tomaron decisiones. Los familiares fueron invitados al interior de la sala para conocer de manera inmediata la confirmación. Colombia envió a Quito a autoridades de seguridad tras manifestar el apoyo solicitado por el mandatario ecuatoriano para una intervención militar más agresiva en frontera.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *