LA ONU Y LA IGLESIA CATÓLICA SERIAN LOS MEDIADORES PARA BUSCAR ACUERDOS CON SECTORES SOCIALES.

Delegados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) actúan desde el martes como mediadores entre los sectores indígenas y sindicales y el gobierno de Lenín Moreno para buscar acuerdos; esto luego de las protestas que generó el Decreto Ejecutivo 883 que determinó la eliminación de los subsidios a los combustibles.

Ayer por la mañana se reunieron con voceros del Gobierno; en la tarde, con otros de las centrales sindicales; y en la noche, con los del movimiento indígena.

Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), dijo que en la cita que se desarrolló anoche se expresó su preocupación por los derechos humanos, y la represión que ha aplicado la Policía Nacional  contra  indígenas y campesinos que llegaron desde el martes a concentrarse en el parque El Arbolito, en la capital.

El expresidente de la @CONAIE_Ecuador Jorge Herrera informa que se consultará a las bases si se abre un diálogo para llegar a acuerdos con el gobierno. La noche de ayer hubo una reunión en la ONU entre el presidente @jaimevargasnae y autoridades del régimen @eluniversocom

“Lo que pedimos es que se desaloje a la fuerza pública, en los puntos en donde estamos luchando”, dijo Vargas, y aclaró que el diálogo se abrirá si se deroga el decreto. “Se puede. La pelota está en la cancha del gobierno”.

Ver imagen en Twitter

Los líderes indígenas rechazaron las declaraciones del exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, a las que calificaron de racistas.

Vargas indicó que tanto Nebot como otros políticos, entre ellos Guillermo Lasso y Cynthia Viteri, han sido  declarados personas no gratas, y se les ha prohibido ingresar a sus territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *