LA IVERMECTINA SERÁ REPARTIDA MASIVAMENTE PARA PREVENIR Y COMBATIR EL COVID-19.

Desde la época más dura de la pandemia, entre marzo y abril, la ivermectina se ha convertido en un producto de alta demanda por sus aparentes ventajas para prevenir y hasta combatir el COVID-19. Sus aparentes propiedades curativas las descubrieron algunos médicos, que recetaron a ciertos pacientes.

Luego, la sugerencia fue de boca en boca y ahora cientos de personas en Guayaquil se suministran incluso sin ninguna receta médica.

En abril la demanda era tal que hasta algunas farmacias comercializaban el producto que era para uso en reses. En el mercado se vende con el nombre de Ivermín, en tabletas o en gotas.

Este es un derivado de las avermectinas, una clase de agentes antiparasitarios altamente activos. Las revistas médicas señalan que está recomendado para enfermedades parasitarias: oncocercosis, estrongiloidiasis y escabiosis (sarna) humana. A nivel mundial se han hecho estudios de sus efectos claves para evitar la letalidad del COVID-19.

En los últimos dos días, en las distribuidoras farmacéuticas y ciertas farmacias de nuevo hay escasez, luego de que la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, anunciara que las unidades médicas municipales suministrarán el producto, con evaluación médica, como preventivo para el COVID-19. El Municipio adquiere dos millones de dosis de este elemento.

Si no combate el COVID-19, “al menos desparasitamos a dos millones de personas”, señaló la alcaldesa, al referir que el uso del insumo médico no significa riesgos. Esto mientras el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dijo la semana pasada que no estaba autorizado el uso del producto en las unidades médicas del país, pues, si bien se hacen estudios, no hay informes concluyentes y estos estarían listos a fines de mes. Tampoco se puede prohibir, dio a entender Zevallos.

Quien sí dijo que no era recomendable usar la ivermectina en el tratamiento del COVID-19 fue la Organización Panamericana de la Salud (OPS), pero en julio pasado.

El doctor Alberto Campodónico explicó que la ivermectina se utilizó in vitro y tuvo mucha efectividad en la disminución del COVID-19, pero una cosa es in vitro y otra en vivo. No hay estudios oficiales que definan qué dosis de ivermectina es adecuada para la prevención del virus.

“Es definitorio que sí baja la carga viral con una dosis definida. Se sabe que a mayor dosis sí existe mayor carga viral, pero también debe haber hepatotoxicidad y nefrotoxicidad, es decir, afectación del riñón”, explicó el médico.

El neumólogo Iván Chérrez coincidió en que al no haber el respaldo científico que lo avale como profilaxis del COVID-19, no se lo podría tomar como tal, sin embargo esperan la publicación de nuevos estudios científicos en las próximas semanas. El doctor recordó que una situación similar pasó con la hidroxicloroquina.

“Se pensó que era la solución, cuando ya hicieron el estudio ampliado, Ramdom ya no resultó, no sirvió”, detalló Chérrez.

El epidemiólogo Jhonny Real comentó que como este medicamento tiene un efecto inmunomodulador, ayuda al organismo a fortalecer su respuesta inmunogénica, a tal punto que el organismo puede defenderse de mejor manera.

En algunos países se están probando métodos de usos de tratamientos que sean útiles para el COVID-19, se vienen realizando ensayos clínicos para obtener un valioso conocimiento de eficacia y seguridad, que hasta el momento están en estudio, manifestó.

Dada la demanda del producto, en la mayoría de farmacias ayer ya no había en existencia y las que contaban con reservas exigían la presentación de receta médica para despachar los pedidos.

El vendedor de una farmacia del sur de la ciudad refirió que ha visto que a aquel local llegan varias personas del mismo apellido que piden hasta veinte cajas. Actuarían así supuestamente para revender a precios altos, por la alta demanda.

Venta en Guayaquil.

En tabletas y en gotas se expende la ivermectina en las farmacias de la ciudad bajo el nombre comercial de Ivermín. Su costo no es alto. Vale $ 1,80 la caja de 4 tabletas y $ 1,30 el gotero de 5 ml. La FDA, organismo que avala el uso de medicamentos, señaló que si bien se han hecho estudios para el uso en casos de COVID-19, aún está solo autorizado el producto como antiparasitario.

FUENTE: DIARIO EL UNIVERSO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *