LA ELECTROLINERA MÁS GRANDE DEL PAÍS SE INAUGURÓ EN EL PARQUE SAMANES DE GUAYAQUIL.

En una hora con quince minutos se cargarán los vehículos livianos, mientras que en tres horas y media se lo hará para los buses que utilicen la primera estación de electrolinera, que se inauguró la mañana de este viernes en los predios del parque Samanes, en la autopista Narcisa de Jesús, norte de Guayaquil.

En esta estación construida por la marca china BYD funcionarán veinte puntos de carga rápida, que manejan un software móvil para la recarga tanto de unidades de buses como de taxis eléctricos.

Jorge Burbano, gerente de BYD Ecuador, resaltó que esta obra fue construida por mano de obra local en 90 días y agregó que la noche del jueves ya empezó a operar con la recarga de buses eléctricos de la compañía Saucinc (línea 89). En el día servirá para taxis y en las noches para buses, explicó.

El gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), Andrés Roche, indicó que todos los actores estatales y privados se deben comprometer para replicar estos ejemplos de movilidad sostenible en todo el país. Para ello pidió al vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, que se acomoden las tarifas del actual pliego tarifario, para dar precios preferenciales al transporte público de $0,04 tanto para la carga nocturna como diurna.

Por su parte, la alcaldesa Viteri anunció que se discuten ordenanzas para seguir dando apoyo a este tipo de iniciativas.

En la inauguración también estuvieron presentes el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart; Pablo Patiño, representante de la Corporación Financiera del Ecuador (CFN), y Nicolas Issa, director del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *