La deuda a hospitales suma $ 258 millones

La derivación de pacientes provenientes del sistema público para que usen los servicios del hospital León Becerra, a fin de buscar liquidez, y la implementación de una mesa de diálogo para evaluar los valores pendientes reclamados son parte de los planteamientos que se barajan para encontrar solución a la grave crisis de iliquidez que afronta ese centro.

El hospital, regentado por la Sociedad Protectora de la Infancia, tiene problemas económicos que se ligan a pagos pendientes que debería cancelar el Ministerio de Salud. Ese rubro ascendería a $ 7,2 millones. El IESS les debe $ 1,8 millones.

Ello ha ocasionado que haya pagos pendientes de sueldos a 270 empleados y hasta un año al menos a 100 proveedores, desabastecimiento de insumos y disminución en la oferta de servicios a los 20.000 pacientes que se atienden cada año.

Dichos montos reclamados por el hospital fueron dispuestos por el Congreso en el 2006. Cada mes se debía desembolsar unos $ 80.000 que aumentarían cada año. Entre el 2014 y 2017 no han sido asignados, según Ricardo Koenig, presidente de la Sociedad Protectora.

La ministra de Salud, Verónica Espinosa, visitó ayer el hospital y aseguró que este “no cerrará” y para ello se buscan mecanismos legales para asegurar su permanencia, entre esos, la derivación de pacientes y la revisión de los montos reclamados.

Espinosa estuvo para participar en la inauguración de una unidad de cuidados intensivos para adultos en ese hospital. Allí, la ministra entregó un reconocimiento a Usama Hamdan, presidente de la fundación Global Smile, que ha enviado misiones de atenciones.

“Tenemos un mecanismo de relacionamiento (derivación de pacientes) que permitirá flujo de liquidez al hospital y vamos a cumplir con todos los análisis legales administrativos y lo vamos a resolver… estamos acompañando en una situación complicada, el ministerio no va a dejar que una institución tan valiosa cierre”, dijo.

Koenig reiteró la gravedad de la situación e indicó que a más tardar en dos semanas esperan que culminen las mesas de diálogo para la verificación de la deuda. Con esto, podrían cancelar tres meses de sueldos pendientes a trabajadores.

Y no es el único hospital que tiene deudas por cobrar a entidades estatales. La Junta de Beneficencia, que regenta hospitales como Luis Vernaza, debe cobrar $ 112 millones y Solca tiene valores por cobrar de $137 millones, según dijeron directivos que estuvieron en un foro en una universidad.

$ 9 millones reclama el hospital León Becerra. El MSP le debería $ 7,2 millones y el IESS, $ 1,8 millones.

‘El sistema de salud está colapsado’, dice alcalde

Directivos de hospitales de la Junta de Beneficencia, Solca y del León Becerra, la tarde de ayer, revelaron las cifras que les adeudan entes estatales, durante un foro en la Universidad Espíritu Santo.

“El sistema de salud general que depende del Ministerio de Salud (MSP) está colapsado”, indicó esta semana el alcalde Jaime Nebot, quien estuvo en ese foro y reiteró la difícil situación.

En la cita de ayer, Sixto Cuesta, del Consejo Directivo de Solca, dijo que se les adeuda $ 120 millones por atención a pacientes derivados del MSP (hay montos arrastrados desde 2009) y el IESS. Además, el Estado les adeuda $ 17 millones por asignación presupuestaria.

Óscar Orrantia, de la Junta Beneficencia, ratificó “problemas serios” en cuatro hospitales por deudas estatales de $ 112 millones. “Aparentemente las cosas van a mejorar, pero no podemos seguir así”, dijo. (I)

El UNIVERSO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *