LA ASAMBLEA NACIONAL DEBATE EL INCREMENTO DEL PRESUPUESTO PARA EL 2020.

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) debate hoy si incrementa o no en $ 30 millones el presupuesto de la Asamblea Nacional para el 2020.

El tema consta en la sesión del CAL, prevista para las 08:00. Según la asambleísta Cristina Reyes (PSC), en el borrador de la proforma hay un considerable aumento de $ 30 millones para la construcción del complejo legislativo.

De $ 57 millones, que es el presupuesto vigente, subirá a $ 97 millones para el 2020, y que esa diferencia de $ 30 millones, dijo Reyes, implica pedir al Ministerio de Finanzas más recursos. En la reunión también se analizará el presupuesto cuatrianual.

Observó que en la proforma se están pidiendo $ 9 millones para un proyecto de incremento “de la efectividad de los servicios legislativos”, pero no se especifica la inversión.

Eliseo Azuero (BADI) indicó que los asambleístas necesitan mejores despachos y espacios para recibir a delegaciones.

En cambio, Héctor Muñoz (SUMA) considera que el incremento de $ 30 millones para inversión en la Asamblea no es prioritario, tomando en cuenta la austeridad del país.

El borrador de proforma 2020 da cuenta de rubros como $ 260.150 para servicio de telefonía móvil para asambleístas, autoridades y funcionarios autorizados; $ 44.838 en productos comunicacionales; $ 11.209 para campañas de difusión de actividades de la Asamblea; $ 22.419 en publicidad; $ 33.629 para difusión de información; $44.838 para encuestas; $39.234 para producción de un programa a difundirse en radio, TV y medios digitales; $ 13.451 para monitoreo de medios; y $124.803 para servicio de transporte institucional.

Para la adquisición de pasajes aéreos nacionales para asambleístas, escoltas y funcionarios autorizados se prevé destinar $ 844.316; $ 224.154 para contratar a una agencia de viajes para adquirir pasajes aéreos nacionales e internacionales; en subsidio terrestre para asambleístas que no usan avión se destinarían $ 224.194; para movilización $ 78.468; para viáticos nacionales $ 336.291; e internacionales $ 241.009; $ 2’241.946 gasto de residencia para asambleístas y funcionarios autorizados que no viven en Pichincha; $ 134.516 para financiar el combustible para vehículos de la Asamblea; $ 29.145 para mantenimiento de sistema del voto electrónico; y para arriendos de las casas legislativas se prevé $ 134.516.

Se incluyen $ 336.291 para eventos, servicios y logística; $200.000 para el pago de jubilación patronal; así también un pendiente de $ 5.604 por el viaje de la expresidenta Elizabeth Cabezas a Suiza. (I)

Si el incremento permitirá una funcionalidad más adecuada de la Asamblea para que seamos mucho más diligentes con el trabajo, no creo que esa inversión afecte”. Eliseo Azuero, asambleísta del BADI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *