JORGE GLAS FUE TRANSLADADO A LA CÁRCEL DE LATACUNGA POR SEGURIDAD.

El Gobierno de Ecuador informó la noche de este domingo 21 de octubre del 2018 que, luego de la fuga de Fernando Alvarado y con base en un informe de Inteligencia, se dispuso el traslado de Jorge Glas a la cárcel de Latacunga.
EL COMERCIO conoció en la prisión de Cotopaxi que Glas, exvicepresidente de Ecuador condenado por asociación ilícita en el caso Odebrecht, ingresó al centro carcelario de Latacunga cerca de las 20:30, custodiado por un contingente policial.
A través de un comunicado, la Presidencia de Ecuador informó a las 21:10 que Glas fue sacado de la Cárcel 4 de Quito “por razones de seguridad”. Asimismo, señaló que “se garantizará su integridad de acuerdo a los protocolos vigentes”.
Comunicado Alvarado
La noche de este domingo, Eduardo Franco Loor, abogado de Glas, fue el primero en informar que el exfuncionario del régimen de Rafael Correa había sido llevado desde la Cárcel 4 hasta Latacunga. El defensor convocó a una rueda de prensa.
El traslado de Glas se produce luego de que la noche de ayer sábado Carondelet informara que Fernando Alvarado, exsecretario de Comunicación (Secom) del gobierno de Correa, era buscado por la Policía, luego de que este enviara un mensaje por WhatsApp en el cual daba cuenta de que se había retirado el brazalete electrónico, que debía portar como procesado por presunto peculado, y que había salido del país, en contra de la disposición de la Justicia ecuatoriana.
Hace un año, Jorge Glas llegó desde Guayaquil a la Cárcel N°4, en el sector de El Condado, en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO
Glas está detenido desde el 2 de octubre del 2017, en un proceso en el cual también se encuentra vinculado su tío Ricardo Rivera, por mantener reuniones con personeros de la firma brasileña Odebrecht, quienes admitieron que pagaron sobornos para obtener contratos del Estado ecuatoriano en proyectos energéticos.
Glas, como vicepresidente de Correa, era el responsable de los sectores estratégicos del Estado. La Corte Nacional de Justicia lo condenó a seis años de cárcel por asociación ilícita, al igual que a su tío, y recomendó que se lo investigue por delitos cohecho, concusión, peculado, testaferrismo, delincuencia organizada y lavado de activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *