Información desclasificada de Senain se agrega al caso Balda

Pese a que Fernando Molina y Caupolicán Ochoa son parte de la defensa del expresidente Rafael Correa en el proceso que investiga el secuestro de Fernando Balda, dieron razones distintas para justificar que su cliente no haya ido ayer al Consulado de Ecuador en Bruselas para ampliar su versión.

Para Molina no existían las “garantías adecuadas” para que Correa ampliara su versión; y Ochoa decía que no llegó por “algún problema familiar”. En lo que coincidieron es que pedirán a la Fiscalía nueva fecha para la diligencia, aunque quedan solo cuatro días para que cierre la instrucción fiscal.

“Nos preocupa la falta de garantías y la falta de independencia que reiteradamente hemos dicho existe en la administración de justicia”, dijo Molina.

La inasistencia a la diligencia que el mismo Correa solicitó, para Balda tiene otra lectura: “Le dio miedo dar la cara”, porque ya salió a la luz, indicó, el contenido de la operación Guayacán de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

Con ese documento, aseguró, se cayó la teoría de Correa de que el exagente Raúl Chicaiza no trabajaba para la Senain, ni era apoyado ni protegido por su gobierno.

Balda criticó que uno de los abogados de Correa diga que no se presenta en el Consulado de Ecuador porque no hay garantías y que daría su versión si se la toma en el Consulado de Bolivia, en Bélgica.

La operación Guayacán a la que se refiere Balda es parte de la información desclasificada por la Senain que ingresó esta semana al expediente. En la primera página de esas 500 fojas la acusación halló documentos que revelarían que en 2016 la Senain cotizó servicios jurídicos en Colombia para defender a Chicaiza y Jéssica Falcón. El documento firmado por Alejandro Mejía, socio del estudio Mejía-Quintero Abogados, de Colombia, es respuesta a información pedida sobre la situación jurídica de los dos agentes, para la formulación de recomendaciones y una propuesta de servicios profesionales que fue cotizada en $ 200 mil.

La carta fue dirigida el 17 de febrero de 2016 a Xavier Redrován, secretario jurídico de la Senain, quien también ya rindió su versión en el proceso abierto en Ecuador.

Para Diego Chimbo, defensa de Chicaiza y Falcón, el documento es una “simple cotización” de las varias que llevó Chicaiza en su afán de buscar en el Gobierno ayuda para defenderse por el caso en Colombia. Chimbo afirma que esas cotizaciones constan en el expediente, así como la respuesta del asesor jurídico de la Senain, quien le dijo a su cliente que eso no se puede pagar de ninguna forma con fondos de esa institución.

Como información “extremadamente relevante” calificó Felipe Rodríguez, abogado de Balda, los datos que hacen parte del operativo Guayacán. Él aseguró que en la documentación desclasificada ya no solo se habla de un operativo Wilson para localizar a su cliente, sino de otra operación para traerlo a Ecuador a cualquier precio.

Molina explicó que también ellos revisaron la documentación desclasificada de la Senain, pero aclaró que responderán sobre esos temas en la audiencia preparatoria de juicio.

Fuente: eluniverso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *