INDÍGENAS ADVIERTEN QUE SI SE ELIMINAN LOS SUBSIDIOS EL PUEBLO VOLVERÁ A REACCIONAR.

El Parlamento Popular de los Pueblos  mantiene bajo sigilo su pliego de propuestas para implementar nuevas políticas económicas, aunque su eje central es que quienes más ganen, más paguen.

Hasta ayer, esta plataforma, que reúne a más de 180 organizaciones del país, seguía preparando el documento que prevén presentar hoy a la Organización de las Naciones Unidas  (ONU) para que a su vez la haga llegar al gobierno de Lenín Moreno. Esto, como parte del llamado al diálogo que se abrió tras la eliminación de los subsidios a los combustibles que desató un violento paro nacional de once días.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) embanderó la creación de este Parlamento, que trabajó por cinco días en reservado en este documento, del que apenas ayer se informaron sus ejes como el fiscal, crediticio, monetario, sectorial, derechos sociales.

Ayer se convocó a una rueda de prensa para anunciar los resultados de sus debates internos. Pero al final el presidente de la Conaie, Jaime Vargas, se negó a difundir alguna de las propuestas que componen estas políticas. Prefería dejarlas “en duda” hasta hoy.

Él estaba acompañado de varios líderes sociales y gremiales. Aunque no de aquellos con los que lideraron el paro. El presidente de la organización de Indígenas Evangélicos (Feine), Eustaquio Toala, no estaba, pues minutos antes se fue indignado de la Conaie porque no le dejaron entrar a una reunión previa. Sí estuvo Héctor Caillagua, secretario de las Juventudes de la Feine.

De la Fenocin estuvo Guido Perugachi, quien se presentó como parte de la Unorcac, que es una organización de la misma Fenocin.

Así, lo acordado en este Parlamento es que aquellos sectores que tienen ingresos altos puedan aportar más, como el impuesto a la renta (IR); o que, por la focalización de los subsidios a los combustibles, se observen los ingresos de un ciudadano y si debe recibir la subvención estatal.

El presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, Leonidas Iza, enfatizó ayer que los “subsidios no se deben topar si no se resuelve la estructura económica”.

Y advirtió que si desde Carondelet se emite un nuevo decreto eliminando subsidios, como fue el caso del 883, que produjo el paro, “el pueblo reaccionará. No nos hacemos cargo de una decisión irresponsable. Que no vengan a buscar enemigos internos. No amenazamos, estamos diciendo que por un acto de paz, el Gobierno debe ir de acuerdo a lo que está proponiendo el pueblo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *