HALLAN ARMAS DE ALTO PODER LUEGO DE RIÑA EN LA PENITENCIARIA DE GUAYAQUIL.

El decomiso de un fusil M16 -A2, una subametralladora, una pistola y un revólver con sus respectivas municiones se sumó ayer a la larga lista de delitos e irregularidades que se dan en la Penintenciaría y el Centro de Privación de Libertad de la zona 8.

Ayer miércoles, luego de una riña se dio un operativo en el ala 5 de la Penitenciaría. Allí unidades especiales de la Policía capturaron a cuatro reos. La alerta se inició como un presunto amotinamiento de presos, sin embargo el Ministerio de Justicia luego confirmó que era una riña entre presos, que no hubo heridos. Sin embargo, personal policial realizó los procedimientos y en un hueco halló el armamento.

Mientras esto se dio en el interior del centro. Afuera familiares de los reclusos reclamaron por un presunto desaseo de las áreas carcelarias.

Margarita Lara, de 62 años, salió apurada para alquilar un baño en los exteriores de la Penitenciaría, en vía a Daule, noroeste. Ella acudió ayer a visitar a su hijo, sin embargo ni los baños del ingreso, donde se hacen requisas a visitas, ni los internos se pueden usar debido a una presunta falta de limpieza.

“Están taponados. En la entrada están muy sucios y las personas bajan la válvula y no baja nada”, dijo la mujer, que se mostró indignada debido al presunto desaseo que tienen que padecer internos y visitas.

Este y otros malestares ayer denunciaron mujeres que acudieron en el día de visita conyugal y familiar.

Familiares denuncian malos tratos

En semanas anteriores se denunciaron actos de corrupción con ingresos de armas con vinculación policial, un muerto y afectados por tuberculosis, entre otros inconvenientes.

Otras dos mujeres, parejas de presos, denunciaron también sobre un presunto maltrato al ingresar a hacer las visitas. “Nos hablan de forma déspota, grosera, y si uno reclama, nos suspenden las visitas. Nos revisan nuestras partes íntimas, sin embargo dentro de las celdas igual hay armas. Y cuándo acaba eso”, lamentó la mujer, luego de salir de la visita conyugal.

Una de ellas agregó que encontró a su esposo mal del estómago ya que presuntamente la comida en el feriado estuvo en malas condiciones.

Preocupación por enfermedades

En el sitio, madres de presos y sus parejas exigieron que se mejoraran las condiciones de vida de los presos, pues se mostraron atemorizados por los casos de tuberculosis.

El Ministerio de Salud Pública informó que los pacientes con esta enfermedad están en un pabellón exclusivo y se trabaja con familiares para evitar la expansión de la bacteria.

La denuncia de un familiar de un reo fallecido por tuberculosis alertó del hacinamiento. La capacidad del centro es para 4.500 personas, pero se hallan recluidas 10.700. La Defensoría Pública indaga el caso. (I)

Eventos en cárceles

Fallecido por tuberculosis
El pasado 14 de febrero se denunció la muerte de un joven por presunta tuberculosis. Según su hermana, el hombre padeció 6 meses la enfermedad. Ella gestionó retirarlo de un policlínico en la cárcel, para llevarlo a un hospital el pasado 6 febrero.

Ingreso de armas
El ingreso de una ambulancia con armas para presunto uso de la organización Los Choneros provocó la detención de 21 personas, entre policías, personal de seguridad carcelaria y una del Ministerio de Justicia. La denuncia se hizo en enero pasado. En febrero se realizó el operativo de captura.

Armas desaparecidas
El faltante de 214 armas de fuego que pertenecerían al Ministerio de Justicia, y que eran usadas en el sistema penitenciario, se denunció en enero pasado a la Contraloría General del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *